Jovenes

 

 

FE EN ACCIÓN

2017-05-11 Por: Pr. Juan Estrada 15

Ante las necesidades que suceden en el mundo, sobre los refugiados, la guerra en Siria, los países pobres y vulnerables, muchas personas sufren por lo ocurrido en sus regiones y esperan una mano de ayuda; un usuario de una red social muy conocidas publicó Dueños de grandes corporaciones recorren el mundo, comprometidos con las causas de los vulnerables, donando, enseñando, dando esperanza y ayudando; los creyentes del mundo se desgarran en oraciones y suplicas. Aun no existe la sustitución a la acción (Texto adaptado). Ante este texto ¿Cómo puede tu fe ser útil a un mundo que sufre?

Cuando Jesús estuvo en este mundo, dijo todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo (Juan 14:13), es bueno pedir a Jesús que interceda ante el Padre, por aquellos que sufren, que tienen necesidad, que pasan momentos difíciles o sufren las consecuencias de la guerra, la oración es importante. Pero también es importante mencionar las siguientes palabras de Jesús Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí” (Mateo 25:34-36). Estas palabras de Jesús, marcan una fe en acción, no deja de lado tu vulnerabilidad profesional, al contrario se enmarca dentro de un ambiente de desarrollo espiritual hacia los demás, nuestra ayuda no terminará el sufrimiento del hombre, pero si podrá mejorar la calidad de vida de aquellos a quienes has brindado una mano.

Tu educación universitaria no solo se limita a tu futuro profesional, se amplía a la necesidad de los demás, los valores que te enseñan no solo deben marcar tu honestidad y tu moral, sino que deben también abrir tu solidaridad, ayuda y apoyo para quienes menos tienen.

La fe también es parte de tu vida profesional, la fe te desarrolla la capacidad de hacer por otros lo que Dios ha hecho contigo. No permitas que tu posición social te haga indiferente hacia la necesidad de los demás. No lo hagas para que los demás vean tu capacidad solidaria, sino para sentirte bien contigo mismo y con Dios. Para que aquel día puedas escuchar las palabras del Señor que te digan Y te dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis” (Mateo 25:40).

Todo está basado en el amor hacia los demás, porque podemos llegar a amar a otros como a nosotros mismos (Mateo 22:39), así como Dios fue capaz de hacer un esfuerzo de ayudarnos a nosotros a salir del pecado, fue Él quien vio nuestra necesidad y se inclinó a curar nuestras heridas, por eso “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados” (1ª Juan 4:10).

Querido joven, haz de tu vida educativa y profesional, una vida de fe en acción, que el Señor te bendiga.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS