Estudios biblicos

 

 

DATE A TI MISMO COMO OFRENDA 4

2017-04-03 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 16

“Jehová empobrece, y él enriquece; Abate, y enaltece" (1 Samuel 2: 7).

 

D.- Fortuna y Destino falsos dioses condenados por Dios.

 

Que una persona gane una fortuna en la lotería o en cualquier apuesta y de esta manera se modifique su destino, es solo asunto de suerte.

 

Hay suficientes evidencias de dioses antiguos que eran invocados para ganar las apuestas que realizaban; y casualmente estos dioses se llamaban Fortuna y Destino. Estos dioses tenían sus santuarios particulares. Lamentablemente los judíos al abandonar el culto verdadero a Jehová, adoraron a estos dioses con la esperanza de cambiar su destino a través de la riqueza. Obviamente Dios condenó el culto a la Fortuna y al Destino.

 

Referencia al dios Fortuna y la diosa Destino aparecen en inscripciones subarabigas y de Palmira.

 

“Pero vosotros los que dejáis a Jehová, que olvidáis mi santo monte, que ponéis mesa para la Fortuna, y suministráis libaciones para el Destino; yo también os destinaré a la espada, y todos vosotros os arrodillaréis al degolladero, por cuanto llamé, y no respondisteis; hablé, y no oísteis, sino que hicisteis lo malo delante de mis  ojos,  y escogisteis  lo  que  me desagrada Por tanto, así dijo Jehová el Señor: He aquí que mis siervos comerán, y vosotros tendréis hambre; he aquí que mis siervos beberán, y vosotros tendréis sed; he aquí que mis siervos se alegrarán, y vosotros seréis avergonzados" (Isaías 65:11-13).

 

Un cristiano verdadero jamás pondrá sus necesidades en manos de la suerte en las apuestas, esto sería una vil idolatría.

 

“Jehová empobrece, y él enriquece; Abate, y enaltece". (1 Samuel 2: 7).

 

“La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella” (Proverbios 10: 22).

 

E.- Norma Bíblica

 

Dios ha sido siempre muy claro al indicarnos como debemos conseguir los medios para subsistir.

 

1.- Trabajo Honrado.

“Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás” (Génesis 3: 19).

 

2.- Planificación económica, esfuerzo y ahorros.

“Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio; La cual no teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor, Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento. Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? Un poco de sueño, un poco de dormitar, Y cruzar por un poco las manos para reposo; Así vendrá tu necesidad como caminante, Y tu pobreza como hombre armado” (Proverbios 6: 6-11).

 

3.- Desarrollo de talentos y habilidades.

“Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos.  Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos. Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”(Mateo 25: 16, 20-21).

 

4.- Fidelidad a Dios en la mayordomía.

“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos” (Malaquías 3: 10-12).

 

Continuará…




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS