Salud del cuerpo

 

 

DISPEPSIA

2016-08-27 Por: Carolina Raquel Godines Fragoso 7

“ Mejor es un bocado seco, y en paz , que casa de contiendas llena de provisiones  (Proverbios 17:1).

Indigestión es el término genérico para todo malestar estomacal que se presenta sin causa identificable o patología física.  Es característico que los síntomas se desarrollan durante la ingestión de alimentos o bebidas, o poco después. Las quejas más comunes son dolor de estómago, saciedad o inflamación en la parte superior del abdomen, gases y a veces eructos.  En algunas personas también se presentan nauseas, acidez gástrica leve y una sensación de ardor acompañada de sabor ácido en la boca.

La indigestión puede deberse a los alimentos, sobre todo los ricos en grasa o los que producen gases. Puede deberse también a una alergia alimentaria o debido al aire que se traga al comer. El estrés también puede desatar o agravar el padecimiento. En condiciones normales, la indigestión no es motivo de alarma, puede aliviarse adoptando medidas sencillas. Pero si persisten las molestias por más de una semana o dos, habrá que visitar al médico, especialmente si los síntomas cambian  o hay vómito, reducción inexplicable de peso, pérdida de apetito, fiebre, vómito con sangre, diarrea intensa o heces negras o de color oscuro; todo esto es señal de un trastorno intestinal posiblemente grave.

Si no existe una enfermedad subyacente, por regla general  no se requiere tratamiento médico. En ciertos casos, puede recomendarse un antiespasmódico. Los terapeutas aconsejan poner dos gotas de aceite de albahaca sobre la muñeca e inhalarla  tres veces al día.  Este aceite también puede combinarse con aceites de pimienta negra, manzanilla y lavanda.  Para reducir los ácidos gástricos, los herbolarios también recomiendan  ulmaria, se le puede agregar extracto de hinojo o de menta para aliviar los gases. Las infusiones de lavanda y manzanilla alivian la indigestión relacionada con el estrés.

El ajo puede estimular la secreción de jugos gástricos, puede tomarse también en tabletas. Los neurópatas recomiendan consumir papaya fresca, en jugo o en pastillas, pues combate la indigestión gracias a una enzima llamada papaína.

Es necesario evitar las comidas abundantes y ricas en grasas. Se debe comer con calma, masticando perfectamente cada bocado, para evitar la ingestión de aire, es preferible no ingerir agua carbonatada y mantener la boca cerrada al masticar.

Otras causas de indigestión

Los síndromes de malabsorción y la intolerancia a la lactosa  pueden causar indigestión. Un dolor  en la parte superior  del abdomen, que se intensifica al comer, puede deberse a enfermedades de la vesícula biliar; si disminuye después de comer, puede indicar gastritis o una úlcera.  Otras causas  de dolor  abdominal son la gastroenteritis, el síndrome del intestino irritable, la colitis, una infección, y el estrés emocional.  Los síntomas de indigestión también pueden deberse a un trastorno parasitario, como giardiasis o amibiasis.

Es preferible siempre buscar una solución natural antes de recurrir a los antiácidos de venta libre.

Bendiciones.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS