Salud Mental

 

 

NIÑOS HIPERACTIVOS 3

2021-11-19 Por: Autorización de Jóvenes Cristianos.com 22

¿Qué actitudes y estrategias puede utilizar el maestro?

 

Frente a las situaciones que manifiestan los niños con este trastorno, es normal que los maestros se desanimen. Pero además de orar, los maestros pueden ayudar mucho a estos niños. María Peñafiel y José Ramón Gamo describieron algunas actitudes necesarias en el maestro, que debemos tener en cuenta:

 

·    El maestro debe tener una actitud positiva, capaz de solucionar los problemas de manera organizada.

·    Debe ser un buen modelo que permita a sus alumnos aprender estrategias de afrontamiento y resolución de problemas.

·    Tiene que aprender a valorar las diferencias de estos alumnos y las distintas formas de aprender.

·    Debe conocer y creer en las posibilidades de sus alumnos dándoles la oportunidad de sacar a la luz lo que saben hacer bien.

 

Estrategias para aplicar en tu clase

 

·    Informe a los niños de las reglas y normas de la sala y no olvide dejarlas siempre a la vista. Es preferible redactarlas en positivo (Por ejemplo, en vez de NO charlar, escuchar cuando otro habla).

 

·    Coloque al niño junto a compañeros que sirven de modelos positivos.

 

·    Sea claro al decir qué espera que hagan los niños en cada situación.

 

·    Establezca actividades que impliquen movimiento: cantos con mímicas, juntar la ofrenda, repartir los folletos, etc.

 

·    Elogie determinadas conductas: a los niños con TDAH siempre se les dice lo que hacen mal. Es positivo decirles cuando hacen algo bien.

 

·    Muestre interés cuando el niño esté trabajando correctamente en el lugar asignado. Puede acercarse y observarlo. Anímelo a que siga trabajando respetando las normas.

 

·    Si usted observa que pierde la atención en los relatos, acérquese y tóquelo, o mírelo a los ojos, mientras sigue con la historia. Si tiene otro adulto en la sala puede pedirle que se siente cerca del niño para controlarlo. Evite hacer relatos largos y poco dinámicos.

 

·    Dé consignas o instrucciones claras, asegurándose que el niño le esté prestando atención.

 

·    Discipline solo ante situaciones muy graves, ya que el castigo no le enseña al niño la conducta correcta. Más bien apártelo y hable claro con el niño.

 

·    Acérquese al niño con la intención de ayudarlo: mírelo como a un niño que tiene un problema y no como a un niño problemático.

 

Diez NO

 

1.  NO se concentre en los aspectos negativos del comportamiento y/o desempeño.

 

2.  NO prejuzgue al niño calificándolo de vago, desinteresado o perezoso.

 

3.  NO interprete apresuradamente, que sus faltas de conducta, son actos deliberados de desobediencia, rebeldía y/o desafío.

 

4.  NO lo subestime, normalmente rinden debajo de sus posibilidades.

 

5.  NO se aísle de los padres, colabore con ellos.

 

6.  NO se quede con dudas sobre la problemática, infórmese con los que saben sobre este trastorno.

 

7.  NO se ate a las formas tradicionales en que usted resuelve los problemas, pueden ser poco útiles para los niños con TDAH.

 

8.  NO dude en hacer cambios que favorezcan el aprendizaje de los chicos con TDAH.

 

9.  NO se altere, si usted está tranquilo, podrá transmitir mejor lo que pretende enseñar.

 

10.  NO sea pesimista: un buen maestro puede hacer mucho por un niño con TDAH. —Rubén Scandar (adaptado).

 

Conclusiones

 

Como se ha mencionado anteriormente, frente a las situaciones que manifiestan los niños con este trastorno, es normal que los maestros se desanimen. Pero además de orar, los maestros pueden ayudar mucho a estos niños. Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. Recuerda que conocer mejor este trastorno ayuda a comprender mejor a quien lo padece.

 

jovenes-cristianos.com/area-cientifica/psicologia-relaciones/ninos-hiperactivos-estrategias-para-tratarlos-y-ayudarlos.html




Autor
Autorización de Jóvenes Cristianos.com

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS