Salud del cuerpo

 

 

ALIMENTOS CON EFECTOS TÓXICOS

2016-07-09 Por: Carolina Raquel Godines Fragoso 8

“Produjo pues la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.” (Génesis 1:11)

Por increíble que parezca, los vegetales comestibles pueden contener sustancias toxicas o antinutritivas para el organismo. Algunas de estas sustancias son producto del metabolismo de la planta para protegerlo de insectos, herbívoros  y diversas enfermedades, pero en el ser humano pueden causar intoxicación, e incluso hasta poner en riesgo la vida. Es por eso que es necesario saber la forma de consumo y almacenamiento de los vegetales.

Semillas de manzana: contienen un tipo de cianuro que puede generar  el ácido cianhídrico, el cual es venenoso.

Cuando se sufre intoxicación, puede presentarse vómito o trastorno respiratorio.

La intoxicación se produce por la ingesta de una gran cantidad de semillas, así que lo recomendable es evitar comerlas aún cuando sean pocas.

Jitomates verdes: contienen un compuesto tóxico llamado solanina, es un glucoalcaloide que generan para defenderse de insectos.

Pueden presentarse síntomas gastrointestinales como diarrea, nauseas, vomito y dolor abdominal, dolor de cabeza, mareos y otros malestares.  Lo más recomendable será sólo comer jitomates maduros y completamente rojos.

Berenjenas crudas: cuando se metabolizan por ciertas encimas, se produce ácido cianhídrico.

Los síntomas serán vómitos, diarrea y dolor de estómago, cuando se come en grandes cantidades puede producir envenenamiento.

Siempre hay que asegurarse de cocinarlas por completo.

Brócoli: contiene sustancias (llamadas bociógenos) que impiden el aprovechamiento del yodo, lo que dificulta la síntesis de hormonas tiroideas, bloqueando la absorción del yodo.

Como repuesta a la falta de yodo, se puede presentar bocio, el cual se puede observar como un crecimiento de la glándula tiroides.

Si bien el brócoli puede consumirse crudo, es importante su cocción para desaparecer las sustancias bociógenas. En personas con hipotiroidismo no es aconsejable el consumo de brócoli.

Papas verdes: al igual que los  jitomates no maduros, las papas verdes contienen solanina, es un glucoalcaloide que además le da un sabor amargo, también contienen un compuesto tóxico llamado chaconina, podemos encontrarla en la cáscara y en las zonas cercanas a ella. La exposición prolongada de la papa a la luz aumenta el riesgo de concentración de estas sustancias tóxicas.

Los síntomas por intoxicación debido a la ingesta de papas verdes, se presentan entre 8  y 12 horas después de su consumo, produciendo mareos, vómitos, dolor estomacal, diarrea y dolor de cabeza.

Es importante almacenar las papas en un lugar, seco, fresco y oscuro para evitar la exposición a la luz y la aparición del color verduzco. Comerlas bien cocidas puede contribuir a la eliminación de las sustancias tóxicas en caso de estar presentes.

Camotes crudos: contiene dioscorina un compuesto alcaloide que se encuentra en concentraciones elevadas, por lo que la intoxicación puede presentarse aún cuando el consumo sea moderado.

Principalmente produce depresión del sistema nervioso central y en gran cantidad hasta convulsiones.

Definitivamente es siempre mejor consumirla cocida, pues el proceso de cocción elimina la presencia de la dioscorina.

Almendras amargas:  contienen amigdalina y emulsina, al morder las almendras estas dos sustancias se unen  y producen benzaldehído , que da el sabor amargo, y ácido cianhídrico, el cual es un veneno muy potente. Una dosis mortal para un adulto sería de 20 almendras. Igual de peligroso es usar el aceite esencial y el agua destilada de las mismas.

La intoxicación se produce dando lugar a vómitos, dificultades respiratorias, desorden del sistema nervioso central y hasta convulsiones. Las almendras dulces también contienen cierta cantidad de amigdalina pero en menor proporción que en las almendras amargas.

Es de suma importancia evitar el consumo ante el mínimo sabor amargo, pues al percibirlo, nos estará alertando sobre la presencia de compuestos tóxicos.

Ahora ya conocemos los efectos tóxicos de algunos alimentos, evitemos consumirlos en condiciones que nos puedan dañar.

Que Dios te bendiga




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS