Salud del cuerpo

 

 

EL BUEN DESCANSO 2

2021-07-24 Por: Autorización de Fundación Vivo Sano 44

NOCHE DE INSOMNIO: EL CORTISOL

 

La otra hormona presente en el sistema endocrino, que también influye en el sueño, es el cortisol, la hormona del estrés, que se produce en las glándulas suprarrenales. Esta hormona cumple el papel de antagonista de la melatonina, convirtiéndose en enemiga del sueño. Es la chica mala.

 

Cuando por distintos factores de estrés psicológico o fisiológico durante la noche aparece el cortisol, no podremos dormir. Y no solo eso, además, las diversas funciones metabólicas fundamentales para nuestra salud se irán al traste. Esa noche no habrá servicio de reparación y limpieza.

 

Obviamente no es muy interesante que el cortisol esté presente en nuestro torrente sanguíneo durante la noche. Para dormir y reparar solo necesitamos melatonina, la hormona que nos produce el placentero sentir del sueño.

 

A pesar de lo dicho, el cortisol es una hormona diurna que en cantidad adecuada nos mantiene frescos y despiertos, ayudándonos a cumplir nuestros propósitos. No olvidemos que el cortisol intenta conservarnos vivos estresándonos y manteniéndonos en alerta ante situaciones de riesgo.

 

Demasiado estrés es igual a demasiado cortisol, tanto de día como de noche. Tomarse la vida más relajadamente encauzará la acción del cortisol hacia su lado más luminoso, y seguro que nos dejará dormir durante la noche.

 

LA MEJOR NOCHE, SIEMPRE CON MELATONINA

 

Al llegar la noche la glándula pineal comienza a generar melatonina, va liberando la hormona poco a poco hasta alcanzar un máximo hacia la mitad del periodo nocturno, después va remitiendo hasta que sale el sol. Ahí es cuando el cortisol se vuelve útil haciéndose cargo del despertar. Pero esa es otra historia, recordemos que solo disponemos de melatonina si estamos durmiendo y en ese periodo es cuando la melatonina se hace cargo de sus funciones de reparación y limpieza.

 

·    Durante el sueño, la melatonina mantiene y restaura las hormonas anabólicas y los ciclos de sus receptores, la testosterona, la somatotropina u hormona de crecimiento y la insulina.

·    -Protege contra el síndrome metabólico, que influye en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y en la diabetes de tipo 2.

·    -Potencia la respuesta del sistema inmunológico aumentando la presencia de linfocitos T y macrófagos en el torrente sanguíneo.

·    -Cumple funciones anticancerígenas como inhibidor de la aromatasa y de la telomerasa, provoca la apoptosis (muerte celular) de las células cancerígenas.

·    -Es antioxidante, antiinflamatoria, neuroprotectora y retrasa el envejecimiento celular y, además, ejerce una potente acción antidepresiva.

 

Está claro, para estar sanos hay que dormir bien, así que, por la noche solo melatonina. El cortisol solo debe venir a despertarnos a la salida del sol y ayudarnos a mantener nuestra energía vital en las mejores condiciones durante el resto de la jornada.

 

La presencia de cortisol en el torrente sanguíneo afecta al almacenamiento y procesamiento de los carbohidratos. Al dejar de metabolizar azúcares estos se incrementarán en la sangre, aumentando el riesgo de desarrollar una diabetes de tipo 2, asimismo:

 

·    -Acumulará grasa abdominal, produciendo obesidad.

·    -Incrementará el desarrollo de enfermedades cardiovasculares aumentando la presión arterial y el riesgo de infarto.

·    -Suprimirá el sistema inmunológico y disminuirá la formación ósea.

·    -Además, es durante la noche, al dormir, cuando el cerebro se deshace de los desechos metabólicos.

FERNANDO PÉREZ FERNÁNDEZ. Vicepresidente de la Fundación para la Salud Geoambiental

 

www.saludgeoambiental.org

 

vivosano.org/el-buen-descanso-la-influencia-del-ambiente-en-la-calidad-del-sueno-y-la-salud/ 




Autor
Autorización de Fundación Vivo Sano

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS