Familia

 

 

NOCHE DE PAZ

2020-12-22 Por: Pr. Juan Estrada 30

Una de las canciones más hermosas de Navidad es la que titula noche de paz, su letra dice:

Noche de paz, noche de amor,

Todo duerme en derredor.

Entre sus astros que esparcen su luz

Bella anunciando al niñito Jesús

Brilla la estrella de paz

Brilla la estrella de paz.

La letra de esta canción nos lleva al remanso y la tranquilidad de la noche que se vivía en la pequeña aldea donde la paz y la tranquilidad se podía respirar, la noche tranquila cuando todo duerme en armonía. Pero aquella noche se rompió la tranquilidad tras iluminarse por completo del cielo, un coro de Ángeles iluminó el cielo con toda su gloria anunciando las buenas nuevas de salvación, aquellos humildes pastores que estaban cuidando de su rebaño; ante la sorprendente noticia, corrieron hacia la pequeña aldea de Belén, “Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre” (Lucas 2: 16) y compartieron con el resto de las personas lo que habían oído y escuchado y todo aquel que los oía se maravillaba Cómo habían visto la gloria de Dios como sus promesas habían cumplido con el nacimiento del Mesías.

Aquella estrella en el firmamento, anunciaba que las promesas de Dios son una realidad en la vida de las personas y de las familias, Dios cumple su palabra, pero todo lo hace a su tiempo. Aquella noche quedó marcada en la historia y en el corazón de las personas qué vieron al niño acostado en el pesebre. Desde ese momento Dios empezó a cambiar el corazón de muchas personas, empezando por el de José y María. Así se formó la familia qué le dio la humanidad al Hijo de Dios, juntos pudieron experimentar las promesas más grandes que Dios había revelado al hombre.

El papel de aquel inocente niño seria considerado como: “Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre” (Lucas 1: 32), además de obtener el título del Hijo de Dios llegaría a hacer Emmanuel: “Dios con nosotros”. Nuevamente, la promesa de su presencia se hace presente en la vida de las personas, así como en cada familia qué desea qué Jesús nazca en el corazón de cada miembro de ella y de esta manera juntos puedan alabar y glorificar el nombre de Dios.

Por qué: “Un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Isaías 9: 6).




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS