Salud Mental

 

 

¿SE PUEDE EVITAR EL ALZHEIMER Y OTRAS DEMENCIAS? 2 de 2

2020-12-18 Por: Autorización de Fundación Vivo Sano 34

Programas de neuroprotección.

 

Estos programas no son cosas extrañas ni para gentes especiales; los debemos hacer todos. Evidentemente los hacemos en nuestra Clínica de Medicina Integrativa, pero hay personas que quizá no deseen poner en marcha los recursos que tenemos nosotros.

 

Todo comienza con una buena historia clínica donde el médico y paciente charlan con el objetivo de que el primero conozca la situación del segundo. No debe haber prisa. No se puede hace bien esto sin por lo menos emplear una media hora de preguntas y respuestas. Tras ello hay que explorar al paciente. Globalmente y no sólo neurológicamente. Nosotros practicamos entre otras pruebas un estudio de Biorresonancia de la casa alemana Med—Tronik (no es una resonancia magnética), y un ecodoppler, que visualiza el grado de estenosis de nuestros vasos que llevan sangre al cerebro.

 

Con ello podemos conocer si hay riesgo de que un trombo alojado en la pared de la carótida salga despedido hacia el cerebro creando un ictus (embolia o trombosis cerebral) con la consiguiente parálisis de la mitad del cuerpo. Se hace una analítica de sangre que valora parámetros tradicionales como la presencia o no de anemia, el colesterol total y fracciones junto a los ya no tan nuevos parámetros como la homocisteína, los reactantes de fase aguda o la función de la hormona cortisol y de otras. Por ejemplo, muchas mujeres no saben que tras la menopausia se pone el acento en la osteoporosis o en el control ginecológico del cáncer de mama, pero de lo que realmente mueren las mujeres es de accidente cerebrovascular. El riesgo cardiovascular y que afecte al cerebro es el auténticamente peligroso y se trabaja poco en ello.

 

Valorar la situación del estado cognitivo puede hacerse con pruebas muy complejas y caras o con estudios de valoración cognitiva sencillos de práctica clínica, como es, por ejemplo, el estudio del reloj. Habrá pacientes con necesidad de realizar una resonancia magnética cerebral dependiendo de sus circunstancias, pero eso no es lo habitual. Muchas veces una buena experiencia clínica, junto a un tiempo dedicado a la historia y la exploración y pruebas no invasivas ayudan a conocer los riesgos presentes y vislumbrar los futuros. En otras personas puede ser que sea necesario incluso recurrir a estudios de polimorfismo genético para valorar historias familiares de alteraciones neurológicas. Aplicar el sentido común es importante en las pruebas médicas.

 

Y además de evitar fumar, hacer más ejercicio individual y ajustado a cada persona, dieta antiinflamatoria (dieta integrativa), mejorar el sueño o realizar técnicas mente—cuerpo de relajación para control del estrés, y verificar nuestro sistema cardiovascular —no hipertensión, no hipercolesterolemia o la ateroesclerosis, control de la diabetes si lo somos—, hay algo más que se puede hacer: nuestro pacientes reciben programas de nutrientes cerebrales que, con lo que se sabe por publicaciones científicas, mejoran la calidad de vida, reducen el riesgo de deterioro cognitivo, y si se ha presentado lo retrasan.

 

El papel de la nutriterapia ortomolecular está cada vez más consolidado. Los omega 3 a dosis adecuadas, el papel de la combinación de vitamina E y del grupo B, fosfatidilcolina y fosfatidilserina o antioxidantes como el ácido lipoico.

 

No hay posibilidad de proteger nuestro cerebro si no somos capaces de controlar nuestro estrés. El estrés existe y el trabajo médico es enseñar a controlarlo. Sabemos cómo se puede hacer y sus resultados generan beneficios importantes. El cortisol —una hormona destinada a protegernos— segregada en exceso actúa de forma lesiva en áreas del hipocampo —una zona cerebral importante—, con destrucción similar a la que les ocurre a los pacientes con Alzheimer. Ser feliz, tener apoyo familiar, buscar una ilusión es esencial para nuestro cerebro, por eso las técnicas mente—cuerpo, la meditación, yoga terapéutico, coherencia cardiaca o la musicoterapia son prácticas que aplicamos en estos programas de protección cerebral.

 

Autor: José Francisco Tinao


Web: www.medicinaintegrativa.com/es-es/ 

www.vivosano.org/se-puede-evitar-alzheimer-otras-demencias/




Autor
Autorización de Fundación Vivo Sano

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS