Salud del cuerpo

 

 

KILOS LÍQUIDOS

2016-06-18 Por: Carolina Raquel Godines Fragoso 10

“Los sustentaste… en el desierto; de ninguna cosa tuvieron necesidad; sus vestidos no se envejecieron, ni se hincharon sus pies”.  (Nehemías 9:21)

La retención de líquidos es uno de los factores ocultos del aumento de peso y es inevitable ver su efecto reflejado en la báscula o el espejo. El problema se origina por muchas causas que van desde las hormonas hasta los hábitos alimenticios.

En ocasiones, a pesar de tener riñones sanos, una persona puede sufrir de retención de líquidos en su organismo a causa de trastornos hormonales, glandulares, circulatorios, renales o cardiacos.  Los riñones cuentan con sensores o receptores de volumen distribuidos a lo largo del sistema circulatorio, así se puede detectar cuando aumenta la cantidad de liquido en las venas y arterias para que se proceda a su eliminación por medio de la orina.

Sin embargo, también estos sensores llegan a fallar cuando son afectados por desequilibrios orgánicos o falsos estímulos, y dejan de enviar señales a los riñones, que retienen los líquidos pensando que son escasos.  Esto resulta en una hinchazón indolora de los pies (especialmente los empeines), las piernas, el abdomen, las manos, la cara, los párpados y todas aquellas zonas donde al líquido retenido le resulte más fácil alojarse.

Es importante aclarar que la retención de líquidos no es una enfermedad renal, sino un problema que aparece con frecuencia en las mujeres, (sobre todo en las que se encuentran en edad fértil), aunque no es exclusiva de ellas, y especialmente previo a los ciclos menstruales, éste sería el caso de algún tipo de trastorno hormonal. Cuando esto sucede, las venas y las arterias se hacen más permeables debido a la presión del exceso de liquido que las recorre.

El liquido se filtra a lugares que no están dentro de los vasos ni de las células, es por eso que los riñones no pueden detectarlos para su posterior eliminación. No se genera la necesidad de orinar y es así como se acumulan.  Como los edemas no son dolorosos, el problema que causa especialmente en las mujeres es de tipo estético,  pues a ellas les parece estar excedidas de peso.

Debido a que no hay un tratamiento definitivo ni simple, las personas caen en el error de ingerir diuréticos, cuando quizá la causa de la retención de líquidos sea un trastorno metabólico  o disminución del funcionamiento de la glándula tiroides y tendencia a aumentar de peso.  Este trastorno suele desaparecer cuando van cambiando los ciclos hormonales o a medida de que transcurren los años.

Cuando las personas presentan retención de líquidos tienen una menor frecuencia urinaria. Siempre debe existir equilibrio entre lo que el organismo ingiere y excreta  mediante la orina. Quien elimina todo lo que bebe no puede sufrir retención de líquido.

La retención localizada (que no es causada por problemas cardíacos o renales) es asimétrica, causada por trastornos venosos o linfáticos , ciertos medicamentos o alimentación inadecuada y se concentra en las zonas de declive (de caderas o tobillos).

Otro factor importante es el sedentarismo, pues la falta de actividad física y permanecer mucho tiempo en la misma posición hace más lenta la circulación de la sangre  y la linfa, lo que causa la retención. En menos medida, las fluctuaciones en la presión atmosférica  y las altas temperaturas contribuyen a la retención de líquidos localizada.

ALIMENTOS QUE ELIMINAN LIQUIDOS

Algunas frutas y verduras tienen la capacidad de disminuir las toxinas, estimulando el drenaje y ayudando al h es un exelente depurativo cuando se come crudo,ncuentran:

marlos en cuenta. 

o orina. quien curren los años.

que se encuentrígado a metabolizar  las grasas, entre ellos se encuentran:

Perejil: es un excelente depurativo cuando se come crudo.

Té verde: tonifica, estimula la producción y duración de la adrenalina. Limita la absorción de las calorías.

Espinacas: estimula la circulación combatiendo la celulitis. Su fibra ayuda  a eliminar toxinas y genera saciedad.

Achicoria: estimula el hígado y purifica la sangre. Tiene una potente acción antioxidante.

Col o repollo: protege la salud de venas y capilares combatiendo la mala circulación. Es desintoxicante, hay que comerla cruda.

Manzana: ayuda a combatir la obesidad y reduce el nivel de colesterol.

Alcachofa: estimula la actividad del hígado, favorece el metabolismo de las grasas. Su fibra que es muy abundante, combate el estreñimiento que es una de las causas principales de la celulitis.

Lo mejor para combatir este problema es seguir una alimentación rica en vegetales, frutas con abundante agua y líquidos, debe ser equilibrada y de acuerdo a la edad de la persona y los hábitos que tiene.  Practicar ejercicio regular y constante, nuevamente dependiendo de la edad y la condición física. Se debe ser muy cauto con el consumo de sal; con sólo eliminar el salero de  la mesa se cumple  con una dieta moderada en sodio.

Aunque después de los 50 años estos consejos son más necesarios  que a los 20, desde temprana edad es bueno tomarlos en cuenta.

Bendiciones




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS