Jovenes

 

 

EL ESPÍRITU SANTO OS ENSEÑARÁ TODAS LAS COSAS

2020-11-12 Por: Pr. Allan Machado 34

“Más el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas…" "Cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad.”  (Juan 14: 26; 16: 13)

Mientras predicaba a una gran audiencia, D. L. Moody levantó un vaso de cristal y preguntó: ¿Cómo puedo sacar todo el aire que contiene este vaso? Alguien gritó: “Llenándolo de arena”. Moody respondió: “Eso llenaría el vaso, pero siempre quedaría aire atrapado entre los granos de arena”. “Sácale el aire con una aspiradora”, expresó otro. “Eso crearía vacío y quebraría el vaso”, indicó Moody. Después de varias sugerencias, Moody tomó una vasija que tenía detrás del estrado y llenó el vaso con agua. “Ahora todo el aire ha sido removido”, y agregó: “el conocimiento pleno de la verdad no se obtiene cuando adicionamos retazos de información de aquí o de allá, sino cuando somos llenos de las verdades reveladas por el Espíritu Santo”.

Algunas personas crean sus propias agendas añadiendo ideas de aquí y allá y terminan haciéndole decir a la Biblia lo que ellos quieren. Para desarrollar verdadera espiritualidad, el pueblo de Dios necesita aprender las verdades de su Palabra. El Espíritu Santo es el que llena esa necesidad. Vivimos tiempos en los que la iglesia está siendo bombardeada con falsas doctrinas y por falsos profetas. Vivimos en un mundo donde la verdad pareciera ser ambigua, confusa y opaca. Necesitamos la Verdad para que nos revele y nos guíe. Necesitamos que el Espíritu Santo nos llene a plenitud, de la misma forma que el agua llena el vaso sin dejar espacios vacíos ni secos.

Para conocer la Verdad y para que ésta sea eficaz en nuestras vidas es imprescindible contar con el ministerio de enseñanza del Espíritu Santo. No podemos aprender las verdades de Dios dependiendo solamente de nuestra propia habilidad intelectual. Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos” (Isaías 55: 8-9) Los pensamientos y caminos de Dios están muy por encima de nuestros pensamientos y caminos, como lo está el cielo de la tierra. Jesús planteó algo similar con respecto al Reino de Dios: “…Mi reino no es de este mundo…, mi reino no es de aquí.” (Juan 18: 36) Consecuentemente, necesitamos que el Espíritu Santo sea nuestro maestro para alcanzar un entendimiento pleno de la verdad.

Querido joven, el ministerio de enseñanza del Espíritu Santo ha de guiarnos a las verdades de Dios: Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas…” (Juan 14: 26). A medida que el Espíritu nos enseña y nos guía hacia toda verdad, cumple su misión de glorificar a Jesús nuestro Salvador: “Él me glorificará… (Juan 16: 14) El propósito del Espíritu Santo es traer gloria, honra y honor, no para él, sino para el Divino Hijo de Dios: “Pero cuando venga el Consolador, a quien yo enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio de mí.” (Juan 15: 26).

Dios te bendiga.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS