Jovenes

 

 

JESÚS, LA ROCA SOBRE LA CUAL ESTA EDIFICADA LA IGLESIA

2020-09-24 Por: Pr. Allan Machado 19

“… tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mateo 16: 18)

 

Yo crecí en una isla rodeada de preciosas playas. Los veranos nos reuníamos en la casa de playa de la familia. Recuerdo, siendo un niño, como pasaba largas horas jugando a la orilla del mar construyendo castillos de arena junto con mis hermanos. Uno de esos veranos, por varios días, fuimos acosados por nuestros primos mayores quienes venían corriendo por la arena y con sus pies destruían nuestros castillos de arena. Finalmente, mis hermanos y yo ideamos un plan: buscamos una piedra grande con salientes puntiagudos y filosos y la pusimos como cimiento sobre el cual construimos el castillo de arena. Cuando los primos aparecieron, sus pies rápidamente encontraron nuestra venganza.

 

Muchos ven la iglesia atravesando desafíos producidos por una variedad de conflictos peligrosos: el secularismo, el postmodernismo, el espiritualismo, la política interna, herejías y/o sencillamente algo viejo y conocido: el pecado. Sin embargo, muchos olvidan que la iglesia está edificada sobre la Roca y nada de esto y mucho más prevalecerá contra ella.

 

El Señor hizo esta promesa después de la confesión de Pedro reconociéndolo como el Hijo de Dios. “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” (Mateo16: 16). Mientras Jesús confirmaba su declaración, le declaró a Pedro que esa revelación había sido dada por el Padre: “Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos” (Mateo 16: 17). Seguidamente, Jesús contrastó el significado del nombre de Pedro con el fundamento sobre el cual sería levantada la iglesia. “… tú eres Pedro (en Griego, “Petros,” una piedra), y sobre esta roca (en Griego. “petra” piedra de fundamento, cimiento) edificaré mi iglesia.” El nombre de Pedro significaba “una piedra”, que puede ser fácilmente removida o sostenida en la palma de la mano. Jesús no edificaría su iglesia sobre una piedra inestable como Pedro. La iglesia no sería levantada sobre seres humanos, que son como piedras movibles, variables e inconstantes. Jesús levantaría la iglesia sobre un cimiento inamovible, la verdad contenida en la declaración de Pedro: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” (Mateo 16: 16). Sí, el mismo Jesús sería el fundamento sobre el cual la iglesia sería levantada. “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo” (1 Corintios 3: 11).

 

Esta imagen de Jesús, como la Roca de Fundamento sobre la cual la iglesia es levantada, forma parte del cumplimiento de una de las más grandes promesas proféticas encontradas en la Biblia. “Por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable” (Isaías 28: 16). También en el Antiguo Testamento encontramos otra declaración que armoniza con la imagen de Dios como nuestra Roca: “Venid; cantemos alegremente a Jehová; cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación” (Salmos 95: 1). Esta Roca de Salvación (Jesús, el Mesías), cumpliría su misión. Ni siquiera Satanás y sus seguidores, las puertas del Hades, serían capaces de prevalecer contra el Hijo del Dios viviente y su iglesia. 

Dios los bendiga




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS