Estudios biblicos

 

 

LA LEY DE DIOS: JUSTICIA Y MISERICORDIA 1

2020-02-10 Por: Pr. Yargel Yepez 40

“Tu justicia es justicia eterna, Y tu ley la verdad” (Salmo 119: 142).

INTRODUCCIÓN

1. El carácter de Dios se ve reflejado en su ley y en la medida en que la obedecemos por medio de la fe, su carácter se reflejará también en nuestras vidas.  

Dios es bueno y misericordioso.

Y pasando Jehová por delante de él, proclamó: !!Jehová! !!Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad” (Éxodo 34: 6).

La ley es buena.

De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno” (Romanos 7: 12).

Dios es justo.

Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste” (S. Juan 17: 25).

La ley es justa.

Hablará mi lengua tus dichos, Porque todos tus mandamientos son justicia” (Salmo 119: 172).

Dios es la verdad.

“Él es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; Es justo y recto” (Deuteronomio 32: 4)

La ley es la verdad. 

“Tu justicia es justicia eterna, Y tu ley la verdad” (Salmo 119: 142). 

2. ¿Quién escribió la ley? 

R: Dios mismo.

Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles”.

“Harás además un candelero de oro puro; labrado a martillo se hará el candelero; su pie, su caña, sus copas, sus manzanas y sus flores, serán de lo mismo”.

“Y entró Moisés en medio de la nube, y subió al monte; y estuvo Moisés en el monte cuarenta días y cuarenta noches” (Éxodo 24: 12; 31: 18).  

3. ¿Sobre qué principio se funda la ley de Dios?

R:  En el amor: Amor a Dios y amor al prójimo.

Nota: La primera tabla, que contiene los cuatro primeros mandamientos, señala nuestro deber hacia Dios. 

 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.  Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.  De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas” (S. Mateo 22: 37-40). 

EL PRIMER MANDAMIENTO 

4. ¿Qué nos pide el primer mandamiento?

R:  Que no tengamos dioses ajenos.

“Y habló Dios todas estas palabras, diciendo: Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.  No tendrás dioses ajenos delante de mí” (Éxodo 20: 1-3). 

5. ¿Qué “dioses ajenos” nos señala, entre otros, la Biblia?

R:  El amor al dinero; la glotonería.

Nota: Todo lo que ocupe en nuestra vida el lugar supremo que debiéramos dedicar al Señor, es un dios ajeno: los negocios, las actividades mundanales, el dinero, los honores, los placeres, etc. 

“porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” (1 Timoteo 6: 10). 

“el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal” (Filipenses 3: 19). 

Continuará… 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS