Estudios biblicos

 

 

LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE 1/3

2020-01-20 Por: Pr. Yargel Yepes 30

“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5: 1 RVR 1960)

 

INTRODUCCIÓN

 

El ejercicio de la fe y la perseverancia en la oración nos ayudan a ser humildes.

 

1 ¿Qué invitación hace Dios a los humildes?

 

R: Que busquen justicia.

Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo de Jehová” (Sofonías 2: 3).

 

2. ¿Cómo es la justicia humana delante de Dios?

 

R: Es como trapos sucios.

Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento” (Isaías 64: 6).

 

3. ¿Cómo podemos llegar a ser justos?

 

R: Si cumplimos los preceptos de Dios

Y tendremos justicia cuando cuidemos de poner por obra todos estos mandamientos delante de Jehová nuestro Dios, como él nos ha mandado” (Deuteronomio 6: 25). 

 

LA CONDICIÓN DEL HOMBRE ANTE DIOS

 

4. ¿Cómo ilustra la Biblia la condición del pecador?

 

R: Con la visión que le dio a Zacarías.

Nota 1. Nuestra propia justicia las “vestimentas viles” es reemplazada por la justicia de Cristo simbolizada por “las ropas de gala” y la “mitra limpia”, que representan su obediencia a la ley, su pureza, su carácter, su vida inmaculada. Todo esto se nos adjudica por la fe y sin que me de ningún mérito de nuestra parte. 

 

Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle.  Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio?  Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel.  Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala.  Después dijo: Pongan mitra limpia sobre su cabeza. Y pusieron una mitra limpia sobre su cabeza, y le vistieron las ropas. Y el ángel de Jehová estaba en pie.  Y el ángel de Jehová amonestó a Josué, diciendo:  Así dice Jehová de los ejércitos: Si anduvieres por mis caminos, y si guardares mi ordenanza, también tú gobernarás mi casa, también guardarás mis atrios, y entre éstos que aquí están te daré lugar” (Zacarías 3: 1-7).

Continuará…




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS