Matrimonios

 

 

REGLAS PARA PELEAR LIMPIO EN EL HOGAR 2

2019-12-11 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 26

"Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.(Efesios 4: 31-32)

Las peleas dentro del hogar son cada vez más violentas, a medida que nos acercamos al fin de las cosas, los hogares comienzan a pelear con más brutalidad que antes, se están convirtiendo los pleitos familiares en verdaderas masacres, como si fuera una guerra.

¿Porque hago esta comparación con la guerra? Si tomamos como punto de partida la guerra de Vietnam, para los Estados Unidos de Norteamérica fue muy vergonzoso estar peleando durando diez años sin ningún beneficio, fue una pérdida desde el principio hasta el final,  durante esta  guerra murieron 58.000 personas de ambos lados.

La cantidad de muertes en los hogares de los Estados Unidos de Norteamérica, alcanza la misma cifra de muertos que la guerra de Vietnam. En este país cada 9 minutos un miembro de la familia es agredido verbalmente, cada 18 minutos uno es golpeado en el hogar, cada 25 minutos un miembro de la familia es hospitalizado y cada hora y nueve minutos hay una muerte como consecuencia de la violencia familiar.

Si resumimos no hay mucha diferencia entre el total de muertes durante diez años en Estados Unidos de Norte América con el mismo periodo de tiempo de la guerra de Vietnam.

En una pelea de boxeo el réferi llama a ambos contrincantes al centro del ring y les recuerdas las reglas de la pelea, les recuerda que hay que pelear en el centro del ring, no hay que llevar a nadie a arrinconarlo, nada de golpes bajos, no hay que golpear los órganos vitales, usar solo los puños, no la cabeza, pelear de frente. En términos boxístico es lo que se conoce como pelar limpio.

¿En qué consiste pelear limpio dentro del hogar?

Cuando se tienen que aclarar las diferencias o mal entendidos y estos se han acumulado, hay que poner las cosas en su lugar, cuando llega el momento, es cuando aparece Jesús en medio del hogar y llama a la pareja, los abraza y les dice que se alegra que hayan tomado la decisión de arreglar los problemas, se alegra porque no quieren seguir guardando esos problemas y ha llegado el momento de limpiar el hogar del conflicto. Así el Señor les muestra las reglas que deben de seguir al momento de solucionar los problemas.

El Señor nos enseña a través de las escrituras como es que un matrimonio tiene que arreglar sus problemas, los malos entendidos, los desacuerdos, los errores y los descuidos. El Señor quiere que peleemos para conservar nuestra felicidad y no para herirnos. Pelear para lo que nos corresponde para volver a alcanzar el amor que los unió, por el matrimonio, por el hogar o los hijos, es continuar amándonos entrañablemente. Pelear por amor es hacerlo con delicadeza, con tacto, con ternura, tomando precauciones de no herir, de la manera más digna, tierna y hermosa.

¿Cuáles son las reglas que le Señor ha puesto para pelear limpio? Estas reglas las encontramos en Efesios 4: 25-32.

“Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.  Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo. El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

En este texto encontramos cuatro reglas para pelear limpio en el hogar, las cuales veremos en los siguientes capítulos

Continuará…

Dios los Bendiga




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS