Devocionales

 

 

MEDITA EN LA CREACIÓN DE DIOS

2019-11-06 Por: Martha García 23

“Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre Celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas?” (Mateo 6: 26) 

Me gusta mucho admirar la naturaleza. En la ciudad donde yo crecí, era un poco difícil por ser una ciudad tan grande llena de casas y de edificios, y con tanto correr por las distancias; si bien podías ir al parque o al campo cuando estabas fuera de la ciudad, no es la misma experiencia que tienes cuando tu casa está rodeada de esa naturaleza, cuando despiertas y escuchas el canto de los pájaros, cuando te asomas a tu ventana y los ves y  observas  una variedad de ellos, cuyos colores y cantos solo pueden ser creación del Todo Poderoso. Ellos no se preocupan que van a comer, están seguros que su Creador los sustentará. Sabes la casa donde vivía, tenía una sala que colindaba con un jardín en la parte de atrás ahí me gustaba escribir y trabajar para el Señor, teníamos nuestra reunión de estudio y pasaba por momentos hermosos en el crecimiento de la Palabra del Señor. Me gustaba poner música instrumental de alabanzas y abría la ventana de esta sala para disfrutar de los cantos de los pájaros, como ruiseñores, gorriones, canarios que volaban libremente y estaban en los árboles; pero había algunos de ellos que cuando escuchaban las alabanzas se paraban en la orilla de la ventana atentas a la música, y cuando paraba la música ellos buscaban y se inquietaban, volvía a poner la música y ellos volvían a disfrutar de esas alabanzas.

Nosotros deberíamos tomar lecciones de estas pequeñas aves, vivimos en un mundo donde siempre estamos afanados y ansiosos por las diferentes situaciones que nos aquejan, y dedicamos mucho tiempo a resolver estas situaciones, si tan solo meditáramos en la Palabra de Dios, e hiciéramos las cosas como Él desea que las hagamos, ¿Cuántos problemas nos evitaríamos? Si oráramos como Nehemías diciendo al Señor: “Acuérdate de mí para bien, Dios mío…” (Nehemías 5: 19), e hiciéramos nuestra parte y confiáramos en las promesas de nuestro Amado Dios, entonces los resultados serían otros.

Que este día tu oración sea: Gracias Señor porque eres un Dios fiel a tus promesas, y tu Palabra nos dice: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y lo demás vendrá por añadidura” (Mateo 6: 28) en el nombre de Jesús, Amén

Dios te bendiga




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS