Familia

 

 

EL CICLO VITAL DE LA VIDA 6

2019-10-08 Por: Pr. Juan Estrada 31

A manera de introducción a este apartado quiero usar el siguiente texto “Y el niño crecía, y se fortalecía en espíritu” (Lucas 1: 80), Dios creo un sistema, donde los niños y niñas se desarrollan de tal forma que todo lleva periodos y etapas, para que puedan alcanzar un punto de adaptación.

Según estudios existe dos tipos de desarrollo el físico y motor (lo vimos la semana pasada) y el desarrollo cognoscitivo.

El desarrollo cognoscitivo es la forma en que se adapta el niño a su ambiente. El niño tiene muchas respuestas innatas, las cuales usa para adaptarse con mayor flexibilidad en pensamiento y en conducta a fin de encajar en el mundo tal como lo ve a determinada edad. Para lograr esa etapa tiene que pasar por los siguientes periodos de desarrollo de la inteligencia:

Periodo sensorio – motriz: (Nacimiento a 2 años). El infante se interesa en ejercitar sus órganos sensoriales, sus movimientos y su lenguaje que le van permitiendo ir afrontando determinados problemas. Así, entre los 5 y 9 meses, el bebé moverá su sonaja para escuchar el ruido.

Periodo preoperacional (2 a 7 Años). Cuando los niños entran en la etapa preoperacional de desarrollo cognoscitivo, su pensamiento está estrechamente ligado a sus experiencias físicas y preceptúales. Pero su creciente capacidad de utilizar las representaciones mentales sienta las bases del desarrollo del lenguaje.

El periodo preoperacional se divide en dos fases:

Fase del pensamiento simbólico (2-4 años). El niño lleva a cabo sus primeros tentativos relativamente desorganizados e inciertos de tomar contacto con el mundo nuevo y desconocido de los símbolos. Comienza la adquisición sistemática del lenguaje gracias a la aparición de una función simbólica que se manifiesta también en los juegos imaginativos.

Fase del pensamiento intuitivo (4-7 años) Se basa en los datos perceptivos. Así dos vasos llenos de la misma cantidad de bolitas, el niño dirá que hay más en el vaso largo. En este periodo el desarrollo del niño va consiguiendo estabilidad poco a poco, esto lo consigue creando una estructura llamada agrupación. El niño comienza a razonar y a realizar operaciones lógicas de modo concreto y sobre cosas manipulables.           

También en este periodo predomina el juego y la fantasía, por lo que al niño le gustan los cuentos, las fábulas y las leyendas. Mediante su exaltada fantasía dota de vida a los objetos y se crea un mundo psicológico especial. 

Continuará...




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS