Devocionales

 

 

UNIDAD, PRINCIPIO DIVINO

2019-09-28 Por: Pr. Juan Estrada 22

“Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz” (Efesios 4: 3).

Cuando Jesús oró al Padre por la unidad de sus discípulos, Él empezó su oración haciendo referencia a la unión que existía entre Él y su Padre, la cual es una relación de perfecta unidad. Si los hijos de Dios buscan la unidad de la cual Jesús hablaba, ya sea en la iglesia o en la familia o en el grupo de oración, esta debe estar fundada en el pleno conocimiento de la unidad que existe entre Jesús y el Padre.

La verdadera unidad se basa en el aspecto que el apóstol Pablo menciona: “siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor” (Efesios 4:  2), una de las causas de muchos problemas en la pareja, en la iglesia y en las relaciones es “el orgullo, la soberbia, la arrogancia y el corazón altivo”; el apóstol es consciente que estas acciones tienen consecuencias en las personas, y por eso nos da una recomendación “Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz” (Efesios 4: 3). Jesús rogó al Padre diciendo “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal […] Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad […] Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad” (Juan 17: 15, 17, 23). Esta es la oración de Jesús por la unidad.

Que tu oración este día sea: Querido Señor, muchas veces he sido piedra de tropiezo y he roto la unidad, ayúdame a convertirme en un pilar de fe, fortalecido por tu palabra, para crear unidad, en el nombre de Jesús te lo pido, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS