Devocionales

 

 

EL PODER DE LA ORACIÓN POR LOS HIJOS

2019-09-11 Por: Martha García 20

“…, Y se levantaba de mañana y ofrecía holocaustos conforme al número de todos ellos. Porque decía Job: Quizá habrán pecado mis hijos, y habrán blasfemado contra Dios en sus corazones. De esta manera hacia todos los días” (Job 1: 5)

.

Hay quien dice: nadie estudia para ser padre. En el mejor de los casos, sabes que el fruto del amor entre una pareja son los hijos, en muchas de las veces planeas antes de casarte cuántos hijos deseas y los esperamos con mucha ilusión. Cada hijo es diferente. Pero Dios nos da instrucción de cómo educar a esos pequeños para que sean unos hijos de Dios, y nos dice: “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartara de él” (Proverbios 22:6), y me pregunto ¿Seguimos este consejo del Señor?

 

¿Cuánto te preocupas por tus hijos? por lo general nos procuramos por seguir un sinnúmero de cuidados con nuestros pequeños para que tengan un buen desarrollo, y crezcan sanos.  Conforme van creciendo vas buscando que su desarrollo vaya siendo en relación a su edad, quizás tengas la posibilidad de elegir las mejores escuelas, te das el tiempo de buscarlas, pero… ¿Te has tomado el tiempo desde que tu hijo es pequeño de hablarle de su Creador, del amor tan grande que Él tiene por él o ella?, instruirlo en su camino, es enseñarle a caminar con Dios en su vida, es enseñarle que Jesús vive y en él tiene un amigo, es enseñarle a orar, para tener una relación con Él diariamente , y que hay cosas que a Jesús le gusta que haga y otras no; instruye al niño en su camino, es asegurar el crecimiento de este pequeño en alguien seguro de sí mismo, que ama a su prójimo, que puede ser feliz a pesar de las circunstancias y que  es agradecido de lo que tiene.

 

Sigue el consejo de Job, ora por tus hijos, para que el Señor dirija su camino, porque llega un momento en que los tendremos que dejar volar solos, y ahí el Señor es el único que cuidará de ellos. La oración de intercesión por tus hijos es muy poderosa. ora por cada uno de ellos todos los días, y confía en el poder de Dios.

 

Que este día tu oración sea: Gracias Padre porque eres un Dios preocupado por tus hijos, gracias porque tenemos a quien recurrir todos los días con la confianza de poner a nuestros hijos en tus manos, con la seguridad de que cuidas de ellos. En el nombre de Jesús lo pedimos, Amén

 

Que Dios te bendiga




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS