Jovenes

 

 

LA FUERZA DE TU ORACIÓN 11

2019-09-12 Por: Pr. Juan Estrada 25

"NO ME DEJES CAER"

Juntos hemos asimilado la importancia de aprender y de usar la red de Dios, hasta aquí hemos dicho que es la mejor red de comunicaciones nunca antes inventada, con la mejor banda ancha para las comunicaciones, sin temer que la red se caiga o deje de funcionar. Para mantener esta red, Dios ha invertido lo más valiosos que tenía, su Hijo.

También hemos aprendido que para poder recibir beneficios de esta red es importante aprender a dar el crédito a quien hace posible esto, eso sólo depende de Dios, porque cuando hacemos esto y aprendemos a aceptar su voluntad en nuestra vida, aprendemos a depender más de Él y no de nuestros medios, porque su voluntad se hace presente en nosotros y encontramos que las bendiciones que Él tiene para nosotros, son dadas sin medida, supliendo más que nuestras necesidades.

Al hacer su voluntad, aprendemos sobre la importancia de amar a otros como a nosotros mismos, aprendemos a perdonar, así como Dios nos perdona y nos justifica nuestras culpas.

Pero la Biblia continua diciendo en Mateo 6: 13 lo siguiente: “Y no nos metas en tentaciones.”Hemos leído bien, ¿Acaso Dios, nos pone piedras para tropezar en nuestra vida cristiana? Es importante saber leer entre líneas para no confundir lo que está escrito aquí.

Veamos como traducen algunas versiones El versículo de Mateo 6: 13.

1.      RVA, RVR1960, RVR1977, RVR2015, RVC. No nos metas en tentación.”

2.      LBLA, JBS. “No nos metas en tentación.”

3.      DHH. “No nos expongas a la tentación.”

4.      NBD, NVI, PDT, BLP. “No nos dejes caer en tentación.”

5.      NTV. No permitas que cedamos ante la tentación”

6.      TLA. “Y cuando vengan las pruebas, no permitas que ellas nos aparten de ti.”

Vemos que las primeras versiones dan por sentado o dan a entender que Dios nos lleva, expone o nos pone en la tentación, es decir que Dios nos acerca al pecado, para que aprendamos a negarnos o ceder a el. Según estas versiones se puede llegar a entender que somos tentados porque Dios nos pone enfrente del pecado.

Sin embargo, las tres últimas versiones mencionan un punto diferente y dicen: “No nos dejes caer, no permitas.” Vemos una diferencia en la traducción del texto y nos enseña que Dios no es quien nos lleva al pecado. El apóstol Pablo escribió No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir” (1ª Corintios 10: 13), el apóstol Pablo dice,  que Dios no permitirá que seamos tentados, si Él no permite que seamos tentados, entonces Él, no nos lleva o expone ante la tentación,  además, no permite que las tentaciones sean mayores que nuestra capacidad, siendo que, si somos tentados nos dará también la salida.

Tengamos en cuenta que Dios no nos tienta porque no hay relación entre lo bueno y lo malo, entre la luz y la oscuridad (2ª Corintios 6: 14 NTV). El Señor nos dice en su palabra: Cuando ustedes sean tentados a hacer lo malo, no le echen la culpa a Dios, porque él no puede ser tentado, ni tienta a nadie a hacer lo malo.” (Santiago 1: 13 TLA).

Dios no tienta a sus hijos, sino que, por nuestra condición humana caída, nos ponemos de forma voluntaria en el camino de la tentación. Santiago escribió: Al contrario, cuando somos tentados, son nuestros propios deseos los que nos arrastran y dominan” (Santiago 1: 14 TLA), llegamos a ser presa fácil del enemigo para tentarnos, es por eso que el salmista escribió: No permitas que mi corazón se incline a la maldad, ni que sea yo cómplice de iniquidades.” (Salmos 141: 4 NVI). En un ruego de oración le pide protección a Dios ante la tentación, que le ayude a tener la capacidad, para aprender a alejarse del mal.

Es bueno saber que Jesús intercedió por nosotros delante del Padre en una oración, le pidió que nos ayudara a mantenernos firmes en este mundo de pecado y que nos guardara del mal (Juan 17: 15). Para disfrutar de esta bendición, todos debemos mantenernos siempre en constante relación y comunicación con Dios, velando y orando para no entrar en tentación (Mateo 26: 41). Si nuestra relación con Dios es estrecha, el enemigo no podrá destruirte y mucho menos alejarte de Dios, sus promesas se cumplen y Él te dice hoy: “Dado que has obedecido mi mandato de perseverar, yo te protegeré del gran tiempo de prueba que vendrá sobre el mundo.” (Apocalipsis 3: 10 NTV).

El Señor quiere que te acerques y tengas presente que Él no te tienta, al contrario, te capacita y te da la salida para que salgas campeón en las batallas del mal. Pídele al Señor que te ayude a seguir luchando en este mundo, para que puedas verlo cara a cara cuando regrese por segunda vez.

Que el Señor te bendiga y te guarde




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS