Error: SELECT COUNT(idpost) as total FROM posts WHERE poststat = 'A' and idsection = AND schedstart <= '2019-07-23 11:09:41'

 

 

Devocionales

 

 

LA EXCELENCIA DEL CONOCIMIENTO DE CRISTO

2019-07-12 Por: Pr. Allan Machado 19

“Y ciertamente, aún estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo… a fin de conocerle” (Filipenses 3: 8, 10)

En la galería de arte de Berlín está uno de los cuadros más importantes del pintor alemán Adolf Menzel (1815-1905). Este cuadro dedicado al rey Federico el Grande, no llegó a ser terminado. El famoso pintor pretendía mostrar a Federico hablando con algunos de sus generales. Menzel pintó a los generales y terminó el fondo del cuadro dejando la figura del rey para pintarlo al final. Trazó con carbón la silueta de Federico, pero murió poco antes de terminar la pintura. Muchos cristianos llegan al final de sus vidas sin haber puesto a Jesús en el lugar que le corresponde. Jesús fue para ellos solamente una silueta en el cuadro de sus vidas.

Fácilmente podemos desestimar el gran valor de llegar a conocer a Cristo Jesús, nuestro Señor.

Las preocupaciones de la vida cotidiana y hasta de la iglesia, pueden ganar nuestra atención y alianza. Pablo entendió claramente el valor incalculable y el significado profundo de lo que era conocer a Jesús.

Pablo era una persona educada en la cultura religiosa del judaísmo. Él era “hebreo de hebreos”, prominente fariseo, miembro del Sanedrín, líder de su pueblo. Sin embargo, negó todas esas “ganancias” para seguir a Cristo. “Pero cuantas cosas eran para mi ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo” (Filipenses 3: 7). Pablo consideró que conocer a Jesús era más importante que todos sus títulos y ganancias personales.

El apóstol consideró todas esas cosas como pérdida cuando las comparó con el supremo valor de conocer mejor a Jesús. “Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús”. Ahora que Pablo tenía una estrecha relación con el Señor, consideraba cualquier otra cosa que interfiriera o disminuyera esa relación como una situación de pérdida. A veces somos tentados a entrar en asuntos que pudieran darnos ganancia o ventaja. Pero, cuando calculamos el impacto que puede traer a nuestra relación con Dios, esa aparente ventaja es en realidad pérdida.

Pablo conocía a Jesús como su Señor y Salvador. Aun así, sabía que experimentaría muchas más bendiciones desarrollando una relación profunda e intensa, “a fin de conocerle”. Primero, una mirada al pasado, “lo he perdido todo”. Después, una declaración presente, “lo tengo todo por basura”. Esta expresión “basura” se refiere a desperdicio, inmundicia, estiércol. Pablo solo tenía un propósito en mente: “la excelencia del conocimiento de Cristo”. Este es el objetivo más insondable que pueda existir en todo el universo.

Que tu oración este día sea: Señor Jesús, conocerte es la mayor ganancia de mi vida. Admito que a veces permito que otros asuntos interfieran en nuestra relación. Ayúdame a ver como basura todo aquello que me impida el crecer en mi relación contigo. Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS