Salud del cuerpo

 

 

BUENA SALUD DIGESTIVA

2016-04-30 Por: Carolina Raquel Godines Fragoso 8

"…Escuchadme atentamente, y comed lo que es bueno, y se deleitará vuestra alma…" (Isaías 55:2)

 Cuando nos sentimos bien, nuestro rostro lo refleja, lo mismo sucede cuando algo anda mal. Una buena actitud, el ánimo y el buen humor, rejuvenecen nuestros cuerpos y pueden ayudarnos a sobrellevar las enfermedades. Pero ¿cómo podemos tener buen ánimo en todo momento? Pues bien, el abdomen no sólo sirve para almacenar energía y nutrientes que necesita nuestro organismos, sino que también, junto con el intestino regula nuestro estado anímico. El intestino produce un 95% de la serotonina, `la hormona del bienestar´, según los médicos, esto confirma que las molestias digestivas leves  pueden producir un alto impacto en la actitud con la que enfrentamos la vida.

De acuerdo con el Dr. Luis M. Bustos Fernández, de la Sociedad Argentina de Gastroenterología, las siguientes son las tres causas más comunes de consulta al médico.

 *Distensión y dolor abdominal

*Ardor y ruidos intestinales

*Alteraciones en el ritmo de evacuación

Existen 1000 tipos de células microbianas que componen la flora intestinal. Hay bacterias buenas (defienden al organismo) y malas (lo atacan). Debe alcanzarse un equilibrio en la composición de la flora para estar sanos.

 ¿Cómo mejorar la digestión?

 1.   Comer porciones pequeñas, en intervalos regulares, masticando despacio y bien. No debemos saltarnos el desayuno, ni comer en exceso por las noches. Evitar sustancias irritantes como el café, el alcohol y grandes cantidades de azúcar.

 2.    Beber al menos 2 litros de líquido por día. Favorece la flora intestinal y la desintoxicación del organismo.

 3.   Ingerir probióticos. Ciertas bacterias favorecen a los mecanismos de regulación del tránsito intestinal y del sistema inmune. Los lactobacillus y las bifidobacterias son las más usadas como probióticos en los alimentos.  También se pueden encontrar en alimentos dietarios  y más comúnmente en alimentos funcionales como el yogur.

 4.   Consumir 5 porciones de frutas y vegetales al día.  Incluir granos y legumbres. Al ser digerida, la fibra retiene el agua en el intestino y ayuda a la flora intestinal.

  5.   Realizar 30 minutos de actividad física al día. Todo lo que mejora nuestro estilo de vida influye positivamente en nuestro aparato digestivo.

Debido a que en la actualidad, la calidad del agua no es la mejor y los procesos de industrialización han disminuido la cantidad de minerales que deben estar presentes en el agua para hidratarnos de forma correcta, con más frecuencia se escucha a la gente decir que aunque bebe agua suficiente, no se siente hidratada y las molestias digestivas continúan. Para lograr que el agua que bebemos cumpla su función hidratante y regeneradora, la siguiente receta puede ayudarnos a preparar nuestro propio suero natural.

 

Ingredientes:

1 litro de agua purificada

1/3 de taza de jugo de limón

2 granos de sal de mar

1/2 cda. cafetera de bicarbonato de sodio

3 cdas. soperas de miel pura de abeja

Mezcle todos los ingredientes hasta que queden diluidos  por completo y beba como agua de uso.

Sabio el consejo que nos invita a escuchar nuestro Creador, ¡Si elegimos comer lo bueno, siempre estaremos animosos y de muy buen humor!

 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS