Niños

 

 

LA PIEDRA QUE SALVO A UN REINO

2019-05-12 Por: Pr. Juan Estrada 23

Todo el pueblo tenía miedo, pues tenían una guerra con otro pueblo, los dos ejércitos estaban peleando, pero después de unos días de batalla el otro pueblo trajo a un gigante para pelear, así que todos los soldados del rey Saúl, tenían miedo, nadie se atrevía a hacerle frente. Todas las mañanas y las tardes se levantaba temprano el gigante y le gritaba al pueblo del rey Saúl que eran unos miedosos y que no se atrevían a luchar.

Después de unos días un joven llego al campamento de los soldados, había llevado algunos víveres a sus hermanos, de repente escucho una voz que decía malas palabras contra su pueblo, y se enojó y decidió pelear con el gigante, aunque el rey Saúl no estaba completamente convencido, lo dejo ir a la batalla.

Cuando el gigante vio al pequeño, se rió de él y le dijo que lo mataría, pero nuestro pequeño amigo, le dijo: no te tengo miedo, porque yo vengo en el nombre de Dios, así que tomo su honda, la empezó a girar, a girar y a girar más rápido, cuando soltó la piedra de la honda, esta pegó en al frente del gigante haciendo que cayera al suelo, David venció al gigante, su pueblo había sido librado del enemigo. Todos dieron gloria al Señor, porque le dio la victoria a David.

Así como David, Jesús quiere que siempre salgas victorioso, por eso recuerda el siguiente versículo: “Nuestro Dios peleara por nosotros, y nos dará la victoria” (Deuteronomio 20: 4).




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS