Matrimonios

 

 

LAS EXPRESIONES EMOCIONALES 4/13

2019-01-23 Por: Pr. Juan Estrada 30

EL AFECTO  

El afecto lo podemos definir como el apego que se tiene hacia una persona, el cual es motivado a crecer cuando la relación es frecuente. Por ejemplo, un niño que se relaciona mucho con su madre crea un afecto muy personal con ella, es por eso que hay muchos niños que solo dejan de llorar o se sienten más seguros cuando están con sus madres, el pequeño ha creado un enlace natural entre él y su madre.

 

El afecto en las personas mayores se crea cuando las personas pasan tiempo juntas, cuando una pareja empieza a conocerse no existe este apego, porque aún no se han vinculado por completo; mientras pasa el tiempo, se van conociendo cada día, las muestras de cariño se hacen presente y el afecto empieza a crecer. Es lo que podemos definir como que "se sienten mariposas en el estómago.”

Una pareja que ha vivido un noviazgo lleno de momentos emocionales, ha creado un apego muy personal a su pareja, el apego está basado en un principio muy básico, que se encuentra en una pareja, ese principio se llama “amor.”

Una escritora cristiana escribió: “El amor es un precioso don que recibimos de Jesús. El afecto puro y santo no es un sentimiento, sino un principio. Los que son movidos por el amor verdadero no carecen de juicio ni son ciegos. La mansedumbre y la amabilidad, la tolerancia y la longanimidad, el no sentirse fácilmente provocado y el soportarlo, esperarlo y sufrirlo todo, esas cosas son los frutos que produce el precioso árbol del amor, de crecimiento celestial. Este árbol, si se lo nutre, se mantendrá siempre verde, sus ramas no se caerán, ni se marchitarán sus hojas. Es inmortal, eterno, y regado de continuo por los rocíos del cielo” (White, CJE 30:3).

Si el amor además de ser un sentimiento es un principio, entonces el afecto está dentro del mismo paraguas, el afecto complementa al amor, dándole el toque de gracia entre la pareja. A grandes rasgos el afecto se ve transformado también, por el tiempo de calidad que se ha pasado en pareja. El afecto no sólo se relaciona con el amor, también está muy apegado a la ternura, la paciencia y la tolerancia; estas actitudes crean la amabilidad y la motivación hacia tu pareja, sin perder su individualidad como persona, el crear este ambiente en pareja se puede vivir una relación mejor y más estable.

Aquí podemos encontrar unos consejos prácticos para fomentar más el afecto con tu pareja.

·         Pasar tiempo de calidad en pareja.

·         Ser sinceros y amables con tu pareja.

·         Crear un ambiente donde el apego pueda crecer.

·         Las muestras de cariño y las expresiones de las emociones.

·         No limitar los sentimientos hacia tu pareja.

·         Aceptar a tu pareja tal como es y no como te gustaría que fuera.

·         Crear un espacio romántico dentro de la intimidad.

·         Que cada uno, sea tal como es, no escondiéndose tras una máscara.

·         No olvidar los besos, los abrazos, las caricias, el contacto físico, emocional.

·         Dejar a Dios en el centro de sus vidas.

Si se crea un ambiente de continua confianza, el afecto puede darse de forma natural, si con tu pareja sientes frialdad o lejanía, tienes un problema, y es causado por la falta de afecto, el cual no está presente entre ustedes. Tienen que hablar y expresarse con toda naturalidad las deficiencias en pareja, respetando siempre la opinión y las sugerencias de tu pareja.

Quiero terminar esta sección con este pensamiento: “Tienes una gran reserva de afecto y necesitarás vigilarla constantemente para no otorgarlo a quienes no sean dignos de él” (White, CJE p. 76:6).

Ha llegado el momento de acercarte a tu pareja y darle una muestra de cariño.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS