Familia

 

 

LA ARMONÍA FAMILIAR INTERRUMPIDA 4

2018-09-11 Por: Pr. Juan Estrada 24

CUANDO LOS HIJOS SE REBELAN

La educación de los hijos es la base de sus vidas. El grave error de muchos padres es creer que los hijos se educan en el colegio, que si el profesor es bueno los niños tendrán una buena educación; déjame decirte que estás equivocado, la buena educación y el respeto se enseña en casa. Los primeros siete años de los niños y las niñas es fundamental en su educación. Es el deber de los padres que se dedique el tiempo necesario en la educación esencial de los hijos, si se siguen buenas bases en su educación llegaran a ser personas útiles para la sociedad.

 

Es importante saber que la mente de los niños es más susceptible a las impresiones buenas o malas, estos son los años donde el progreso de su educación los llevara en buena o mala dirección, esta es la clase de educación que los hará jóvenes idóneos para la vida práctica. “No se puede exagerar la importancia de la educación precoz de los niños. Las lecciones que aprende el niño en los primeros siete años de vida tiene más que ver con la formación de su carácter que todo lo que pueda aprender en los años futuros” (White. CN 177.1).

La negligencia, como cumplir los caprichos o el consentimiento de dar lo que piden los niños durante sus primeros años, es formar jóvenes con un carácter sin valores y sin recursos tácitos para la vida.

Uno de los grandes problemas al criar niños de este tipo, es que muchos suelen ser hijos que maltratan a sus padres, se sublevan y la “autoridad paterna” es inhibida. Hijos que causan problemas y afectan la armonía del hogar.

Cuántos de nosotros hemos visto a niños que insultan a sus padres, niños manipuladores y controladores, niños que no atienden las normas ni los límites establecidos y en algunos casos cuando son mayores, hijos que golpean a sus padres -estos casos se dan más hacia las madres-.

¿Cuáles son las razones por la que un hijo actúa de esta forma?

La educación de los hijos empieza durante el embarazo, es allí donde se le trasmiten algunos “conceptos de educación”, el hablarle cuando está en el vientre le estimula en el desarrollo neuronal y emocional, donde se empiezan a crear los efectos del apego; según los médicos el feto crea emociones de felicidad y de alegría, que le ayudan a desarrollarse mejor y a eliminar el stress y la tensión. Esta acción dará como resultado que se sienta feliz y querido. Cuando ocurre lo contrario en el embarazo y la madre lleva una vida de gritos y maltrato, hay probabilidades de que el niño nazca y crezca con problemas emocionales que los refleje en su conducta.

El apego es una fuente importante en el desarrollo y la educación del niño, cuando existe un apego a ambos padres, da la seguridad de que el niño respetara a sus padres, el apego crea vínculos de relación, cuando ésta relación existe es normal escuchar a un niño decir que su papá es el mejor o que su madre es una heroína. Si el apego no ha sido el correcto, los hijos tenderán a dar menos importancia a los que le rodean y se centraran en sí mismos, sin importar los demás, sería como consentir a su yo encontrando satisfacción en lo que hace.

La autoestima es un punto importante en los niños. Los niños que reciben palabras de afecto, que reciben cariño de sus padres, que se les da su lugar en la familia, pueden crecer con una mejor educación que un niño maltratado, golpeado o quizá abusado. La autoestima en los niños es parte fundamental en la educación, hacerlo de forma correcta, dará como resultado un niño feliz y educado.

Estos conceptos son importantes en el desarrollo de los hijos, los cuales son un regalo de parte de Dios (Salmo 127: 3). En la Biblia vemos la historia de Absalón, el hijo del rey David, Absalón quería ser el nuevo rey de Israel, y no le importaba tener que matar a su padre, él había buscado consejo de otros para saber cómo eliminar lo que él consideraba una amenaza para su reinado, para satisfacer su necesidad de poder tenía que eliminar a su padre. La historia cuenta que su padre decidió huir al saber que su hijo había formado un ejército y que marchaban hacia la ciudad; al huir el rey, Absalón se asentó en la casa del rey, buscando la forma de que su ejército eliminara a su padre. La historia termina diciendo que los ejércitos de ambos se enfrentaron y que al final Absalón terminó enredado con su cabello en una encina donde el capitán del ejército del rey David lo mato.

Esta historia es similar a la de muchos padres. Muchos prefieren aguantar los insultos, los golpes o quizá hasta huir de sus hijos maltratadores. Si tú eres parte o conoces a una familia que vive esta situación, es necesario buscar ayuda con psicólogos, trabajadores sociales y sí es necesario avisa a la policía para que actúe.

Dios quiere que tengas paz y que la tengas en abundancia, pero tienes que entregar tu corazón a Dios y permitir que Él pueda obrar en tu vida y pueda transformarte en nueva criatura, si tú eres un hijo maltratador, inclina tu cabeza ante Dios y pídele perdón a Él y a tus padres y respétalos para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da (Éxodo 20: 12).

Que Dios te bendiga y te ayude a ser mejor y a respetar a tus padres o para que te ayude a educar y criar a tus hijos con una educación integral y de calidad, y recuerda la educación comienza en casa. Quiero terminar con este versículo “Él  hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres...” (Malaquías 4: 6), Solo Dios te puede ayudar.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS