Estudios biblicos

 

 

PROMESAS DE DIOS EN TIEMPO DE ANGUSTIA 4

2018-08-27 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 18

PROMESAS DE DIOS EN MOMENTOS DE ENFERMEDAD

“Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanare tus heridas, dice Jehová;  porque desechada te llamaron, diciendo. Esta es Sion, de la que nadie se acuerda”   (Jeremías 30: 17)

Vivimos en un mundo de enfermedad; hay muchísimas dolencias que son el resultado de una vida disoluta e intemperante; la gente se olvida de cuidar el cuerpo; se come en exceso, hay vicios, malos hábitos, exceso de trabajo, poco descanso, vida sedentaria, continuas trasnochadas y pésima alimentación.

 

Después de tanto abuso el cuerpo colapsa y enferma. Son muchas las personas que mueren de forma innecesaria, se muere antes de tiempo. Es muy intima la relación y el vínculo que existe entre la mente y el cuerpo. Malos pensamientos y actitudes negativas con toda seguridad precipitan el dolor y la enfermedad; hay que evitar la angustia, el odio, los resentimientos, el descontento, la ira, la envidia, la melancolía, la codicia, en fin todos estos son elementos perturbadores.

 

Por otra parte, la gratitud, la bondad, la simpatía, el amor, el servicio desinteresado, y la constante dependencia de Dios mejora cada día la salud del cuerpo y la energía espiritual. Dios quiere sanar todas nuestras dolencias, Dios es un Dios de vivos; de El viene la vida y la sanidad. Debemos cuidar y valorar la vida que Dios nos da, la vida es sagrada y hay que conservarla y mejorarla cada día.

 

“Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias, el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordia, el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila” (Salmos 103: 1-5)

 

“Fueron afligidos los insensatos a causa del camino de la rebelión y a causa de sus maldades; su alma abomino todo alimento y llegaron hasta las puestas de la muerte. Pero clamaron a Jehová en su angustia y los libró de sus aflicciones. Envió su palabra y los sanó y los libró de su ruina. ¡Alaben la misericordia de Jehová  y sus maravillas para con los hijos de los hombres! ¡Ofrezcan sacrificios de alabanza y publiquen sus obras con júbilo!” (Salmos 107: 17-22)

 

“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías. 33: 3)

 

“Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviare a ti; porque yo soy Jehová tu sanador” (Éxodo 15: 26)

 

 “¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración, ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndolo con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvara al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis, sanados. La oración eficaz del justo puede mucho” (Santiago 5: 13-16.)

 

Seguramente has escuchado de los seis mejores médicos de cualquier parte, y nadie puede negarlo, ellos son un regalo de Dios y no te cobrarán un centavo: la luz del sol, el agua, el descanso, el aire, el ejercicio y una buena alimentación.

 

Que el día de hoy tu oración sea: Gracias Amoroso Padre por ser mi Hacedor y por todo tu amor, ayúdame  a estar atento  para escuchar tu voz  y obedecer tu Palabra, en el  nombre de Jesús, Amén

 

Que Dios te bendiga.

 

Del folleto original “Promesas de Dios en tiempo de angustia: Una terapia efectiva”, Autor Pr. Efraín A. Sánchez




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS