Estudios biblicos

 

 

PROMESAS DE DIOS EN TIEMPO DE ANGUSTIA 1

2018-08-06 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 17

PROMESAS ANTE LA CRUELDAD DE LA MUERTE.

“Cercano esta Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu” (Salmos 34: 18)

 

Perder a un familiar muy querido o a un gran amigo siempre es causa de profunda tristeza y angustia. En esos críticos momentos siempre surgen muchas preguntas como: ¿Por qué se fue? ¿Ahora qué voy a hacer? ¿Por qué tenemos que morir? ¿Cuándo lo volveremos a ver? Para muchos, estar solos, callados y llorar es una forma de afrontar la amargura del luto.

En los momentos de luto, las promesas de Dios tienen todo el poder para dar amparo, fortaleza y esperanza a toda alma que lo necesita. Las promesaPs de Dios son el verdadero bálsamo que sana y recupera. Es placentero saber que la muerte no es el fin de todo. La muerte es sólo un breve sueño del cual todos despertaremos algún día. Así lo enseñó Jesús.  “Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque este muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?” (Juan 11: 25-26)

Dios ha prometido que todos los que están ahora en el sepulcro despertaran para vivir eternamente. “Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertad y cantad, moradores del polvo! Porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos” (Juan 5: 28)

“Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitaran primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1ª Tesalonicenses 4: 13-18)

Dios ha prometido eliminar la muerte para siempre.

“Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lagrima de los ojos de ellos; y ya no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron” (Apocalipsis 21: 3-4)

Que el día de hoy tu oración sea: Querido y amoroso Padre Celestial, gracias por el privilegio que tenemos de que tú Señor, nos hagas saber que la muerte no es el fin de todo, gracias porque sabemos que despertaremos el día que Cristo Jesús regrese por nosotros, y que toda lágrima de nuestros ojos será enjugada con su amor. Gracias, en el nombre de Jesús, Amen.

Que Dios te bendiga

Del folleto original “Promesas de Dios en tiempo de angustia: Una terapia efectiva”, Autor: Pr. Efraín A. Sánchez




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS