Jovenes

 

 

JÓVENES TRIUNFADORES 1

2018-06-07 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 20

Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento.”  (Eclesiastés 12: 1)

La juventud es la época más tierna y hermosa de la vida. Es una verdadera bendición ser joven. Sólo somos jóvenes una sola vez en la vida y lamentablemente la juventud dura poco tiempo; así que hay que educarse muy bien para sacar el mayor y el mejor provecho de estos preciosos años.

La juventud no solamente es hermosa, también es una época determinante y decisiva; decisiva porque es durante la juventud cuando se desarrolla el carácter y la personalidad. Es una época transcendental en la vida de toda persona.

Es durante la juventud cuando todos los seres humanos deciden qué es lo que serán en la vida.  ¿Serán triunfadores o serán perdedores? Todo depende de las actitudes que tomen frente a los desafíos y los conflictos que encuentren en la vida.

Jóvenes, recuerden que es durante la juventud cuando todos los seres humanos definen su destino; ya sea en lo intelectual, profesional, moral, y espiritual. Recuerden que el destino en la vida no depende ni de la buena ni de la mala suerte, depende únicamente de lo que cada persona quiera ser.

Tenemos que recordar que el propósito de Dios es que cada joven sea prosperado, que tengan éxito, que sean personas triunfantes. Que disfruten de todo bienestar y sobre todo que cuando termine la vida, ya tengan un lugar seguro en la eternidad, un lugar seguro en el reino de los cielos.

LA MEJOR DESICIÓN

La Biblia enseña que el éxito y la prosperidad de una persona están en buscar, servir y obedecer a Dios; y el éxito será mayor, cuando se busque y se dependa de Dios desde los preciosos años de la juventud. Hablando de este maravilloso bienestar dice en Eclesiastés 12: 1 en la versión Dios Habla Hoy:

“Acuérdate de tu Creador ahora que eres un joven y aún no han llegado los tiempos difíciles. Ya llegarán los años en los que digas: No me trae ningún placer vivirlos.”

La mejor y más grande decisión que una persona puede hacer en su vida es entregarle a Dios toda su juventud. A fin de cuentas, todo lo que tenemos y todo lo que recibimos a cada instante viene de Dios.

Cuando un joven le entrega a Dios todas sus energías, su entusiasmo, su vigor, su buena disposición, su pureza, su energía mental y toda su lucidez; no puede esperar otra cosa a cambio sino la prosperidad, el gozo y la paz que solo viene de Dios, nuestro creador y nuestro redentor.

En este mundo hay millones de personas que ahora gozan de bienestar y estabilidad emocional, porque a temprana edad a pesar de la adversidad pensaron con cordura y supieron aprovechar el consejo de alguien que Dios puso en su camino para orientarlos, estimularlos y ponerlos en el camino correcto.

Otras personas lamentablemente hoy son personas perdedoras, infelices y recargadas de resentimientos contra todos. Ellos durante su juventud tomaron decisiones equivocadas, egoístas, tercas, y para su propia desgracia se hicieron amigos de malas personas que las llevaron por caminos equivocados.

Que Dios te bendiga siempre

Continuará...

Del Folleto “Jóvenes triunfadores” Autor: Pastor Efraín A. Sánchez.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS