Matrimonios

 

 

MUTUAS OBLIGACIONES

2018-04-11 Por: Pr. Juan Estrada 20

En el matrimonio cada uno tiene sus responsabilidades, cuando se unen en matrimonio deben conocer que cada uno tiene que cumplir con ellas, sin importar su posición o su cualificación. Cada uno debe hacer su trabajo con esmero pensando que no sólo es para él o ella, además es responsabilidad de la contraparte apreciar el trabajo que se realiza. Ambos tienen la responsabilidad de hacer que el hogar funcione correctamente, ambos tienen que unir sus fuerzas para mantener el orden, la limpieza, y otras responsabilidades en el hogar; por lo tanto, ninguno debe evadir los deberes del hogar.

El marido debe amar y respetar a su esposa, dándole una digna posición en su hogar y sin olvidar también apoyarla en su vida profesional, en cambio la mujer debe amar y respetar a su esposo, siendo un apoyo importante para que alcance sus objetivos profesionales. Así ambos pueden cumplir con su responsabilidad en el hogar.

La armonía debería ser una responsabilidad en el matrimonio, y esta sólo se logra si existe una sumisión del uno al otro, ninguno está por encima del otro. Aquí no debe existir el desprecio ni la humillación, ya que ambos tienen el mismo valor, y están colocados a la misma altura delante de Dios. Ambos deben tener siempre en cuanta las promesas que se hicieron ante el altar, la promesa de respetarse, de cuidarse, de amarse en cualquier situación y estar juntos toda la vida. El voto matrimonial debe ser un alto estándar en la vida de matrimonio, el cual debe ser de beneficio para que ambos cumplan con sus deberes en el hogar, un hogar que crezca en armonía, en relación y en calidad de vida.

Aunque muchas veces existen ciertos momentos tensos, donde uno se quiere salir con la suya y la otra parte quiere que se haga su voluntad, ni uno ni otro quiere ceder, no podrán alcanzar un punto que agrade a ambos si ambos no ceden a sus caprichos. Sólo se puede renunciar a su voluntad cuando se tiene la paz y la humildad que Cristo ofrece a las personas.

Aunque en el hogar existen obligaciones que tienen que cumplir cada uno, es mejor tomar estas obligaciones o responsabilidades, mejor como tareas. Si estas se hacen con amor, la armonía estará presente en el hogar. El sabio Salomón nos dejó un proverbio que nos hace hincapié en la armonía del hogar y en la reciprocidad de la pareja, “Mejor es un bocado seco, y en paz, que casa de contiendas llena de provisiones.” (Proverbios 17: 1). Es mejor tener paz en el hogar para que todo salga mejor y que las palabras que se digan sean de bendición y de crecimiento tal como lo dice el proverbista cuando dice: “Panal de miel son los dichos suaves; Suavidad al alma y medicina para los huesos” (Proverbios 16: 24).

Obligaciones o responsabilidades, cada uno tiene sus tareas que cumplir en el hogar.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS