Estudios biblicos

 

 

EL PUEBLO DE DIOS 5

2018-03-26 Por: Pr. Juan Estrada 20

La iglesia y el tiempo del fin

“Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová. Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado” (Joel 2: 28-32).

El profeta Joel predice que, en los últimos días, todos aquellos que forman parte de la iglesia del Señor, y son parte del remanente estarán caracterizados por el derramamiento del Espíritu de Dios, y sucederá “antes que venga el día grande y espantoso de Jehová” (Joel 2: 31-32). Aquí hace referencia al verdadero pueblo de Dios, al pueblo que forma el remanente, “porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado” (Joel 2: 32) (Larondelle, H. Teología, fundamentos de nuestra fe, t. 8 p 200).

Apocalipsis centra las promesas de Joel en la consumación final del remanente (Apocalipsis 12-14), tiene que ver con la culminación del mensaje evangélico de la iglesia a todo el mundo. Juan describe el triunfo del pueblo de Dios en el monte de Sion, “Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente” (Apocalipsis 14: 1).A estos que acompañan al Cordero en el monte de Sion, se les describen como los llamados, los elegidos y los fieles.

Durante las siguientes semanas seguiremos estudiando este tema.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS