Matrimonios

 

 

DESTINADO A DURAR PARA SIEMPRE (2ª Parte)

2018-03-14 Por: Pr. Juan Estrada 12

Hasta ahora el concepto de matrimonio es definido por una unión en la cual se toma la decisión de dejar a los padres para unirse a tu pareja, pero no es una unión cualquiera, sino que es una unión aprobada por Dios, la cual esta bendecida y santificada.

Mientras Jesús aclara el concepto del matrimonio, de que ya no son dos, y que a través de la unión llegan a ser uno, y en esta unión reciben la aprobación de Dios, Jesús quiere que todos entiendan que el concepto del matrimonio es un reflejo no sólo de la santidad de Dios por ser una institución creada por Él, sino que también representa el papel de la iglesia con el Señor, tal como lo cita Pablo en Efesio 5: 32 que dice: “Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.”

Si Dios es eterno, y lo que ha creado es eterno, esto quiere decir que el matrimonio tiene una duración eterna. Y estas son nuestras palabras cuando damos el “Si quiero” pues se promete que todos los días de la vida permanecerá a su lado sin importar las circunstancias ya seas adversas o favorables.

Es el propósito de Dios que los jóvenes que se piensan casar, deben conocer perfectamente los conceptos del matrimonio, deben entender que es un compromiso para siempre y que refleja una parte de la santidad de lo que Dios creó.

Todo lo que Dios creó vio que era bueno, y el matrimonio lo declaro como su segunda institución más preciada, el cual debe ser sin macula, que sea el sitio perfecto donde la unidad atraiga, el verdadero amor, la compasión, las palabras de ternura, el tiempo de calidad, la pasión y que con todo esto podamos entender el concepto que ya no somos dos, sino que somos uno, y con la seguridad de que la bendición de Dios estará todos los días, hasta que la muerte les separe.

Concluimos diciendo: “Quien halla esposa halla la felicidad: muestras de su favor le ha dado el Señor” (Proverbios 18: 22 NVI). Si estás pensando en casarte piénsalo bien, porque es para siempre, y para los matrimonios, recuerden que forman parte de la institución más sagrada del Señor, que ambos tiene su bendición eterna.

Que sean felices en el nombre del Señor.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS