Matrimonios

 

 

LAS EXPECTATIVAS DEL MATRIMONIO

2018-01-17 Por: Pr. Juan Estrada 16

¿Cuáles fueron tus expectativas del matrimonio el día que dijiste “Si quiero”? muchas parejas piensan que el matrimonio será una vida de armonía y felicidad siempre, que los problemas nunca surgirán y que los males nunca entrarán en el seno del hogar; eso sería el matrimonio ideal y el que originalmente había creado Dios. por desgracia las cosas no suceden así, en un matrimonio siempre hay discrepancia, habrá un problema que enfrentar y resolver, habrá momentos tensos y difíciles que solucionar, pero es verdad que también habrá días de felicidad y armonía.

En muchos matrimonios existen diferentes razones que pueden hacer surgir “problemas” en la pareja, muchas de ellas pueden ser por razones culturales, por el tipo de carácter, por el temperamento, por ver las cosas diferentes, por razones sociales, por asuntos religiosos, etc., y todo eso sigue sucediendo hoy.

Cada situación en el hogar puede generar momentos difíciles, pero en esta vida todo tiene solución, los problemas se pueden arreglar, si hay un mutuo acuerdo, por más difícil que sea una situación, siempre hay una solución.

Un ejemplo muy común en las parejas, donde uno de los dos es creyente y el otro no, siempre ocurre la dificultad de que el no creyente no sea razonable, en temas como ir a la iglesia, mandar a los hijos a un colegio cristiano, que se lea la Biblia u otros libros cristianos en casa o que reciban la visita del pastor o de miembros de su comunidad religiosa si ellos no están presentes. Tú como creyente piensas que tu pareja no es razonable ante esta situación, lo que tú no sabías es que él piensa lo mismo que tú; es decir, Él o ella razona de la manera en que se pregunta ¿Por qué todo tiene que hacerse desde punto religioso? Estas situaciones han generado muchos roces en parejas donde uno es creyente y el otro no.

Otra expectativa muy común, es pensar que siempre habrá mutuo acuerdo en todo lo que se piensa hacer. He conocido parejas que han entrado en graves problemas por no ponerse de acuerdo en cosas simples y sencillas; en una ocasión conocí una pareja que tuvieron una fuerte discusión porque no se ponían de acuerdo en que nombre ponerle a su primer hijo, ella quería uno, y él otro.

Hay muchas otras expectativas que se tienen en el matrimonio, por ejemplo, la sexualidad, el estilo de vida que piensan que se puede tener, un sinfín. Piensa en: ¿Cuáles ha sido tus expectativas en tu matrimonio? ¿Cuántas se hicieron realidad?

A pesar de las dificultades que se vivan en el matrimonio, siempre se debe buscar la felicidad, tanto la de tu pareja como la tuya, que aprendan que la felicidad emana del Señor, recuerda el texto que dice: “En tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre” (Salmos 16: 11), hay que buscar la manera de permitirle al Señor que sea su presencia y su ayuda quien les ayude a solucionar los problemas y que las situaciones más difíciles, sea Él el mejor orientador.

Las expectativas que tenias para tu matrimonio, solo las puedes lograr, si la comunicación, la confianza, la fidelidad y el amor se hacen presente en tu hogar, y mejor aún si añades la presencia del Señor, quien les bendecirá y ayudará en los momentos más difíciles.

Que el Señor bendiga tu matrimonio y les ayude.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS