Estudios biblicos

 

 

VERDADES BIBLÍCAS QUE LLEVAN A LA REFLEXIÓN 3

2018-01-15 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 19

"Pero Jehová permanecerá para siempre; Ha dispuesto su trono para juicio.  El juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con rectitud" (Salmos 9: 7-8)

 

8.  Todo ser humano será juzgado en el tribunal divino: ricos y pobres, creyentes o ateos. Hay un día señalado por Dios donde todo ser humano tendrá que comparecer ante Él. Cada uno será investigado y examinado como si fuese la única persona que vivió en todo el universo. Solo aceptando hoy por fe la justicia perfecta de Cristo, y creyendo en la efectividad de su sacrificio expiatorio podremos salir victoriosos en el juicio de Dios.

 

"Pero Jehová permanecerá para siempre; Ha dispuesto su trono para juicio. El juzgará al mundo con justicia,Y a los pueblos con rectitud" (Salmos 9: 7-8)

 

"Y dije yo en mi corazón: Al justo y al impío juzgará Dios; porque allí hay un tiempo para todo lo que se quiere y para todo lo que se hace" (Eclesiastés 3: 17)

 

"Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos" (Hechos 17: 31)

 

"Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos" (Daniel 7: 10)

 

 

9.  Dios tiene una sagrada ley compuesta de diez mandamientos; esa ley nunca ha sido abolida ni remplazada, por esos diez mandamientos, todo ser humano será juzgado. Todos estamos en la obligación de conocer, respetar, defender y obedecer esos diez mandamientos. La obediencia a esta ley trae paz, seguridad, respeto, larga vida y felicidad eterna. La ley de Dios es un cerco de protección que resguarda los valores espirituales, morales y éticos del individuo, las familias y la humanidad entera. La ley de Dios es absoluta y perpetua. La gracia redentora del sacrificio de Jesús no remplaza el deber de observar los diez mandamientos.

 

"Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos" (Mateo5: 17-18)

 

"El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala" (Eclesiastés 12: 13-14)

 

"¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley" Romanos 3: 31)

 

"Mucha paz tienen los que aman tu ley,Y no hay para ellos tropiezo" (Salmos 119: 165)

 

10.  Todos los seres humanos pueden vencer cualquier hábito, cualquier estilo de vida o cualquier vicio que destruya la integridad del hogar, la salud, la economía, la moral o los valores espirituales. El poder para vencer plenamente está en la fortaleza que Jesucristo ofrece a toda persona que está siendo sacudida por la tentación. La fuerza para vencer que ofrece Jesucristo va mas allá de lo que puede ofrecer la educación, la cultura, el dominio propio o la fuerza de voluntad.

 

"Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Filipenses 4: 13)

 

"Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí  nada podéis hacer" (Juan 15: 5)

 

"El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas" (Isaías 40: 29)

 

"Clamamos los justos, y Jehová oye, y los libra de todas sus angustias. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu. Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová" (Salmos 34: 17-19)

 

Continuará…

 

Dios los bendiga.

 

Del folleto: "VERDADES BIBLÍCAS QUE LLEVAN A LA REFLEXIÓN" del Pastor Efraín Sánchez 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS