Estudios biblicos

 

 

LOS BENEFICIOS DEL PERDÓN 5

2017-12-25 Por: Pr. Juan Estrada 20

“de gracia recibisteis, dad de gracia” (Mateo 10: 8).

Perdonar me hace semejante a Dios

¿En qué sentido me hago semejante a Dios? nos referimos en la misericordia que mostramos a los demás, Dios muestra su misericordia hacia nosotros “en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5: 8). Aun teniendo la culpa, Dios nos perdonó; usando esta aplicación podemos decir, que no importa de quien sea la culpa, debemos mostrarnos misericordiosos, porque entonces alcanzaremos la misericordia de Dios (ver Mateo 5: 7).

Esta es una acción de dar y dar, lo que tú das, Dios te lo devuelve.

Sí aprendemos a perdonar, Dios nos perdona “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial” (Mateo 6: 14).

Sí mostramos misericordia, el Señor nos otorga su misericordia “Con él misericordioso te mostrarás misericordioso, Y recto para con el hombre íntegro” (2ª Samuel 20: 26).

Sí nos compadecemos, el Señor se compadecerá de nosotros “y me compadeceré del que yo me compadezca” (Romanos 9: 15).

Sí olvidamos, el Señor también lo hace con nosotros “El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados” (Miqueas 7: 19).

El perdón que se otorga a los demás debe ser igual al que Dios nos ofrece a nosotros, el Señor limpia por completo, olvida por completo, restaura por completo, por lo tanto, nuestro perdón no debe estar limitado, si hemos aprendido a perdonar y a empezar de nuevo, entonces estamos siendo misericordioso y estamos revelando el verdadero carácter de Dios en nosotros.

 Conclusión

Liberarse de carga no solo se obtiene con recibir el perdón, sino también con otorgarlo, es nuestro deber como verdaderos seguidores de Cristo, mostrar misericordia por aquellos que nos han ofendido o a quienes hemos ofendido, Dios quiere que reflejemos su carácter al ofrecer el perdón a quien lo necesita, un perdón restaurador.

El beneficio más grande del perdón es que nos hace semejantes a Dios, ya que practicamos lo que Él hace con nosotros, el perdón se resume en esta frase dicha por Jesús: “de gracia recibisteis, dad de gracia” (Mateo 10: 18).

Y tú ¿Qué esperas para perdonar a quien te ofende? Pide al Señor la ayuda oportuna para empezar a liberarte de cargas.

Que Dios te bendiga y que la paz de Dios reine en tu corazón. 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS