Familia

 

 

LA FAMILIA EN CRISIS

2016-03-08 Por: Pr. Allan Machado 6

Y amarás al Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablaras de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.   (Deuteronomio. 6: 5-10)

La señora Bárbara Bush, esposa del ex-presidente George Bush, acertadamente dijo lo siguiente acerca de la importancia de la familia:

“Por mas importantes que sean tus obligaciones como doctor, abogado, o negociante, en primer lugar eres un ser humano, y las conexiones humanas con tu cónyuge, tus hijos y tus amigos son las inversiones más importantes que tendrás jamás. Al final de tu vida, no te dolerá el no haber pasado alguna prueba, el no haber ganado algún veredicto, el no haber hecho algún negocio. Te dolerá el no haber pasado más tiempo con tu esposo, con tu hijo, con tu amigo, o con algún pariente… Nuestro éxito como sociedad depende no en lo que pasa en la Casa Blanca sino en lo que pasa dentro de nuestras casas.”

Estudios recientes indican que la familia moderna en general está en una seria crisis, afectando directamente a cada uno de sus miembros. El investigador David Popenoe, de RutgersUniversity, escribe en su artículo “American Family Decline, 1960-1990: A Review and Appraisal” el cual apareció en el Journal of Marriage and theFamily, que la familia, como una institución, está en declive y que esto debería ser causa para alarmarse.

Este declive se puede observar en las altas incidencias de divorcio, abuso domestico, negligencia, desobediencia y muchos otros problemas que menoscaban la felicidad familiar. El U.S. Bureau of the Census reporta que desde 1970 ha habido un crecimiento del 200 por ciento de los hogares donde esta solo el padre o la madre; el porcentaje de familias con solo el padre o la madre se ha triplicado (StatisticalAbstracts of the U.S., 1996. El U.S. Bureau of Labor Statistics señala que el número de madres trabajando fuera de sus casas aumento 65 por ciento de 1970 al 2000. De acuerdo a Harriet C. Johnson, en su articulo “Violence and Biology”, publicado en Families in Society, la violencia domestica, la violencia de gangas, al abuso infantil y de ancianos ha proliferado alarmantemente. El Comité Nacional para la Prevención del Abuso Infantil indica que el número de niños que han sido víctimas de abuso infantil aumentó un 40 por ciento de 1985 al 2000.

El número de divorcios se ha más que duplicado (Current PopulationReports and National Center for Health Statistics. Y para los que se casan por primera vez, se estima que la mitad terminara en el divorcio. De acuerdo a un censo de 1994, el 30 por ciento de las mujeres divorciadas con hijos viven en la pobreza; y los hijos de padres divorciados tienden a salirse de la escuela, tienen hijos fuera del matrimonio y poseen pobre salud mental (ver a John Leland, “TighteningtheKnot”, Newsweek, Febrero 19, 1996, p. 72.

La Asociación Psicológica Americana indica que un niño normal, antes de terminar su escuela primaria, ha mirado 8,000 asesinatos en la televisión y 100,000 actos de violencia. La revista Newsweek informa que uno de cada seis jóvenes entre los 10 y 17 años ha visto o conoce a alguien que ha sido balaceado. El National Center forHealthStatistics reporta que en 1988, el 26 por ciento de las jovencitas de 15 años de edad indicaron que estaban sexualmente activas, comparado con el 5 por ciento en 1970. Y el FBI señala que un niño menor de 18 años de edad tiene ahora el 244 por ciento de posibilidades de ser asesinado con un arma que en 1986.

El Congressional Quarterly, citado por William Bennett en Index of Leading Cultural Indicators, presenta los problemas disciplinarios más sobresalientes en las escuelas públicas en 1940 y en el 2010:

1940                                                                              2010

Hablar sin que fuera su turno                                     Drogas

Masticar chicle                                                            Alcohol

Hacer ruido                                                                 Embarazo

Correr en los pasillos                                                 Suicidio

Meterse en la línea                                                     Violación

Infringir el código de vestir                                       Robos

Tirar basura                                                                 Asalto

 No cabe duda que los tiempos y los problemas han cambiado considerablemente, lo cual nos indica que la situación en las familias anda terriblemente mal, y cuando las cosas andan mal en la familia, ¿qué se puede esperar de la sociedad? Otros datos importantes: Los nacimientos de hijos ilegítimos han aumentado a más del 400 por ciento (Montly Vital StatisticsReport. U.S. Department of Health and Human Services, 2000). El suicidio entre adolescentes ha aumentado 300 por ciento (National Center forHealthStatistics, MortalityStatisticsBranch, 1975-2000.

El problema número uno de salud entre las mujeres en Estados Unidos es la violencia domestica; cuatro millones de mujeres son golpeadas cada año por sus esposos (F. Byron Nacer y Susan E. Mehrtens, What´sReallyGoingOn? Chicago: Corporantes, 1993. Una cuarta parte de los adolescentes contraen alguna enfermedad venérea antes de que se gradúen de highschool. (U.S. Bureau of theCensus). Las estadísticas son alarmantes, como para poner los nervios de punta y mantener a los padres en completo insomnio.

Estas estadísticas ponen a cualquier padre o miembro de familia en estado de emergencia. Lo que ha sido considerado por muchos como el pilar de la sociedad, pareciera que se está derrumbando, por lo tanto, es de gran importancia que hagamos todo lo posible por proteger a nuestras familias de los terribles peligros que actualmente confrontan. El bienestar nuestro, de nuestros hijos y de toda la nación depende de ello.

La gran tarea de restaurar a los hogares no cae sobre alguna institución gubernamental o sobre los hombros de la iglesia o la sociedad, sino sobre los padres, quienes son los pilares y responsables directos de la familia. Los padres tienen que realizar los esfuerzos necesarios para salvar a sus familias.

Al examinar las estadísticas nos damos cuenta que vivimos en un mundo que se aleja cada vez mas de Dios y se destruye y destruye la familia. Los principios de Dios y sus recomendaciones han sido olvidados produciendo una crisis en la sociedad, en la familia y hasta en la iglesia. La destrucción de la familia está teniendo un impacto incalculable en la sociedad y la iglesia. Los valores altruistas y divinos están desapareciendo dejando una secuela de problemas en los matrimonios, los hijos y las familias de hoy.

¿Qué estamos haciendo al respecto?

Dios les bendiga siempre,




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS