Familia

 

 

LA FAMILIA 5: “LA FE EN PAREJA”

2017-07-18 Por: Pr. Juan Estrada 11

La relación personal con Dios es primordial para reflejar a otros el carácter transformado, pero ¿Cómo debe ser la fe en la pareja? Debe haber ciertos conceptos para desarrollar la fe en pareja.

Primero. Conocer el origen del amor. Empecemos con el versículo que dice, “El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.” (1ª Juan 4: 8). Y ¿En qué consiste el amor de Dios?, en que “Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5: 8). El amor de Dios no mira los defectos de las personas, al contrario, las acepta tal como son, el amor de Dios fue demostrado “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito” (Juan 3: 16). El amor como base en el matrimonio, es un fuerte fundamento si está basado en el amor de Dios, un amor sin medida, sin reserva, incondicional y entregado, un amor que no hace daño, “El amor nunca deja de ser” (1ª Corintios 13: 8).

Segundo. La unidad. Cuando Jesús oró por la unidad de sus discípulos, empezó haciendo referencia a la unión entre Él y su Padre, los cuales hacen una perfecta unidad; si en el matrimonio, la pareja busca una unidad perfecta, esta debe estar basada en el conocimiento de la unidad entre Jesús y el Padre, esta unidad se basa en aspectos importantes, el apóstol Pablo menciona los siguientes “siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor” (Efesios 4: 2),uno de los causantes de problemas en la pareja es el orgullo, la soberbia, la arrogancia y el corazón altivo. Aunque estas debilidades y estas luchas son constantes, el apóstol nos da una recomendación “Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz” (Efesios 4: 3), y la clave está en que cada uno debe poner de su parte, hacer el mayor esfuerzo para lograr y mantener la unidad, y la mejor manera se lleva cuando se va creando un ambiente donde la paz se hace presente. Jesús, rogó al Padre diciendo “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal […] Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad […] Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad” (Juan 17: 15, 17, 23). Esta es la oración de Jesús por vuestra unidad.

Tercero. La práctica de la fe. Cuando el amor y la unidad están presentes en la pareja, y se conoce el origen de estos dos conceptos, entonces es más fácil que la fe sea más práctica. Aprendemos a reconocer que “hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también fueron llamados a una sola esperanza; un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo; un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos y por medio de todos y en todos” (Efesios 4: 4-6), al aceptar que Dios nos ha llamado a vivir y tener una esperanza en común, nuestra fe se convierte en una misma, donde ambos recorremos el mismo camino, y tenemos presente que todo lo que hacemos no solo lo hacemos por nuestra pareja, sino que es para agradar a Dios; tenemos presente que “En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan”(Hebreos 11: 6).Seamos ayuda para nuestra pareja, “animándolos a perseverar en la fe” (Hechos 14: 22), “para que unos a otros nos animemos con la fe que compartimos”(Romanos 1: 12), y para que los que nos rodean y nos conocen puedan pensar como escribió Pablo: “…pues en el mundo entero se habla bien de su fe.” (Romanos 1: 8)

Leer la palabra de Dios y la oración en pareja debe ser una práctica constante para alimentar la fe en pareja, pongan sus vidas, su matrimonio, en las manos del Señor y Él abrirá las ventanas de los cielos para derramar bendiciones abundantes.

Que sea el Señor quien dirija tu matrimonio.

La próxima semana continuaremos…




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS