Niños

 

 

CONI SE QUEDA EN CASA

2020-09-20 Por: Pr. Juan Estrada 21

Los días pasaban volando y Coni crecía cada día, así como se divertía jugando con sus amigos y salir a conocer lugares nuevos, también era una hija responsable y obediente a las indicaciones que su madre le daba. A Coni le gustaba ayudar a mamá en la cocina, ella quería aprender a cocinar los mejores platos, quería llegar a ser una gran chef. Así que cuando podía y su madre le daba permiso, ella cocinaba cosas muy ricas y sabrosas, había aprendido a preparar unas galletas de zanahoria muy ricas que le gustaban a sus hermanos y a sus amigos.

La mamá de Coni le había enseñado a ser una hija responsable y ella había aprendido a ser ordenada, todos los días cuando se levantaba hacia a su cama, recogía toda la ropa sucia y la ponía en el cesto correspondiente y ayudaba en casa en todo lo que podía. La vida de Coni no sólo era diversión sino también responsabilidades y tareas que tenía que cumplir y todo lo que hacía lo hacía de buena gana y con alegría, pues sabía que con lo que ella realizaba ayudaba en las tareas de la casa y todos podían tener más tiempo libre, porque cuando trabajaban en equipo las cosas se hacían más fácil y rápido.

Por eso es importante ser una persona útil qué puede extender la mano para ayudar a los que necesitan de nosotros, así trabajando en equipo las cosas son más fáciles de hacer. No importa si eres muy pequeño o ya eres grande siempre es bueno aportar tu granito de arena en casa, así todos podrán tener más tiempo libre y poder disfrutar de actividades en familia o con los amigos.

Recuerda el versículo de hoy “Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará” Salmo 1: 3 RVR1960.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS