Niños

 

 

CONI EN EL VIEJO ABETO

2020-08-09 Por: Pr. Juan Estrada 30

Por fin llego el día tan esperado, mamá le pidió a Rus que llevara a su hermanita Coni al abeto y que después fueran a jugar a la pradera, pero que no fueran muy lejos, a una distancia donde ella pudiera verlos. Rus fue a la habitación y le dijo a Coni que se preparará por que iban a ir al exterior, ella se emocionó que de un brinco se levanto de su cama y en un plis plas estaba en la puerta, ahora si, por fin podré experimentar lo que hay afuera, su madre le dio muchos consejos, y sobre todo que no se separara de su hermano Rus.

La puerta se abrió y juntos Rus y Coni salieron de casa. Lo primero que vio, fue a otros conejitos de su edad que también salían por primera vez, todos estaban impresionados y emocionados. Era el día, donde salían por primera vez los conejitos que habían nacido recientemente, todos se reunieron en el tronco del viejo abeto. Cuando todos estaban reunidos, un conejo anciano se puso en pie y les dijo que era el momento de explorar el mundo exterior.

Después Coni fue con los otros conejitos y empezó a hacer amiguitos, conoció a todos los que pudo en ese día, después se fue a jugar a una vieja madriguera, allí saltaban, corrían y jugaban, el tiempo paso sin que se dieran cuenta, era momento de volver a casa. Cuando Coni llego a casa, estaba tan emocionada, que no paraba de contar todo lo que había vivido ese día, ella estaba completamente feliz.

Recuerda el versículo de hoy: “Pero que se alegren todos los que en ti buscan refugio; ¡que canten siempre jubilosos! Extiéndeles tu protección, y que en ti se regocijen todos los que aman tu nombre.” Salmo 5: 11 NVI




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS