Niños

 

 

NO MENOSPRECIES A OTROS

2018-02-11 Por: Pr. Juan Estrada 16

¿Alguna vez has escuchado la historia del conejo y la tortuga? pues hoy te la contaré. Un conejito siempre molestaba a su amiga la tortuga, le decía que era lenta y que nunca podría ganar una carrera; un día la tortuga reto al conejo para hacer una carrera, el conejo se empezó a reír y le dijo vas a perder. Entonces todos los animales del bosque, hicieron todos los preparativos para la carrera, marcaron la salida, el trayecto y la meta, todo estaba listo y llegó el tan esperado día, algunos empezaron a hacer sus apuestas, todos apostaban por el conejo, excepto un pequeño caracol, que se atrevió a apostar por la tortuga, todos se reían de el.

Entonces llamaron a los corredores al punto de salida, ahí estaba la tortuga con sus mejores zapatos para correr, se había estado entrenando para esta ocasión, cuando dieron el toque de salida, la tortuga salió a toda velocidad, el conejo se quedo en la salida para darle un podo de ventaja a la tortuga. Después de un rato el conejo salió y adelanto a la tortuga dejando una línea de polvo detrás del, la tortuga quedo muy atrás, pero no se desanimó y siguió corriendo, el conejo había tomado mucha ventaja así que antes de llegar a la meta, se echó junto al camino para dormir mientras la tortuga avanzaba, de pronto se despertó y miró hacia atrás para ver por donde venia la tortuga, y no la veía, de pronto escucho gritos y miró hacia la meta, era la tortuga que estaba a punto de llegar a la meta, el conejo salió disparado a toda velocidad, pero era demasiado tarde, la tortuga había cruzado la meta y había ganado la carrera.

En la historia de hoy, nadie había creído en la tortuga solo aquel caracol que se había identificado con ella. Es por eso que no debes menospreciar a otros, porque siempre tienen algo que dar, sé amigo de ellos, como Jesús es tu amigo.

Recuerda el versículo de hoy: “En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia” (Proverbios 17: 17).




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS