Niños

 

 

LA VENTANA

2017-09-24 Por: Pr. Juan Estrada 16

Cerca del pueblo pasaba un arroyo y era el lugar favorito de los niños para jugar en vacaciones, desde allí se podían ver todas las casas que daban la espalda al arroyo. Cada día que jugaban, una ventana se abría, ellos no sabían porque ni quien la abría, no se veía nada hacia adentro. Una tarde cuando la ventana se abrió, los niños se acercaron a ella para investigar, su sorpresa fue ver a un niño que se asomaba, lo invitaron a jugar con ellos, pero él les dijo que no podía porque estaba sentado, durante muchos días lo invitaban y respondía lo mismo, no puedo estoy sentado. Así que una tarde, antes de ir al arroyo, pasaron por la casa, llamaron al timbre y su sorpresa fue cuando vieron al niño sentado, él usaba una silla de ruedas, pidieron permiso a los padres para que saliera con ellos y dijeron que si, llevaron a su nuevo amigo a la orilla del arroyo y jugaron, ese día el chico de la ventana la paso a lo grande, durante el resto de las vacaciones, ya no se quedó en la ventana, sino que salía con sus nuevos amigos.

Aprender a no hacer diferencia entre nuestros vecinos y compañeros es una ventaja grande. Jesús ama a todos los niños por igual, si Él no mira las incapacidades, nosotros tampoco debemos hacerlo.

Recuerda el versículo de hoy: “En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia” (Proverbios 17: 17).




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS