Salud Mental

 

 

SEIS FORMAS DE MANTENER JOVEN EL CEREBRO 2 / 2

2020-10-23 Por: Autorización de Fundación Vivo Sano 41

Tocar un instrumento musical. 

La música mejora la rapidez mental y la capacidad de aprendizaje cuando aprendemos a tocar un instrumento musical. No es necesario ser un virtuoso. Simplemente, la combinación de la actividad auditiva, táctil y sensorial, la lógica, la analítica y el movimiento al seguir el ritmo de la música genera en el cerebro el trabajo sincronizado de distintas regiones cerebrales. Aprender a tocar un instrumento musical es para el cerebro como hacer gimnasia. En el medio plazo, se mejora la capacidad de resolución de problemas combinando el lado práctico con el lado creativo, y se almacenan recuerdos y aprendizajes con mayor eficacia.

Incluso puede aumentar el cociente intelectual en edad preescolar. Un estudio efectuado en preescolares que aprendieron a tocar el piano demostró que el cociente intelectual aumentaba de manera más significativa que en aquellos que no habían seguido clases de piano.

 ¡Pon música en tu vida a cualquier edad!   

Comer para los tres cerebros. 

Como se comentó en el artículo Al cerebro le encanta la grasa, los aceites de pescado tipo omega-3 son esenciales para el cerebro. El omega-3 además se acumula preferentemente en las regiones del cerebro relacionadas con la memoria y el aprendizaje (zonas de la corteza e hipocampo). Sin embargo, el cerebro no produce apenas omega-3 ya que carece de los elementos del metabolismo que hacen falta para fabricarlo, por lo que es esencial su consumo en la dieta. Muchos trabajos científicos han demostrado que tomar las cantidades adecuadas de omega-3 no solamente disminuye la muerte neuronal sino que además aumenta la formación de neuronas. Algo parecido ocurre con el estado anímico. Cuando los niveles de omega-3 son bajos se tiene más predisposición a la depresión y el estado anímico bajo, e incluso aumenta el riesgo de suicidio. 

Por otra parte, los alimentos ricos en fibra, los fermentos lácticos y las dietas con una adecuada proporción de verduras y frutas ayudan a mantener la salud del intestino y de los microorganismos que lo habitan, que constituyen nuestro «segundo y tercer cerebro». Los datos apuntan a que un intestino con los microorganismos adecuados genera un aumento de las moléculas que se necesitan para promover la neurogénesis en el cerebro. ¡Toma grasas esenciales y fibra para las neuronas!  

Escribir un libro. 

Un estudio publicado en 2018 en el que se midió el volumen cerebral de escritores creativos ha demostrado que estas personas dedicadas al género literario tenían una mayor cantidad de materia gris (el equivalente a decir que tenían más neuronas) en algunas áreas cerebrales que gestionan la generación, organización y revisión de ideas que es necesario para escribir un texto inédito. Además, se ejercitan en el escritor creativo las tareas asociadas con la memoria en el largo plazo. 

Es probable que otras actividades como las artes plásticas y las artes escénicas, y en general todas aquellas prácticas que fomenten la creatividad puedan dar como resultado un aumento del número de neuronas. La creatividad es una de las actividades en las cuales el cerebro humano más energía gasta y con las que más se estimula. Ser creativos es parte de nuestra íntima naturaleza humana. 

Me ilusiona pensar que con la escritura de este artículo haya podido inducir la generación de alguna neurona nueva en mi cerebro. Y si has estado caminando o escuchando música mientras leías este artículo es bastante probable que te haya ocurrido algo parecido. 

Autora: Raquel Marín Neurocientífica (www.raquelmarin.net) 

Fuente: HUFFPOST 

www.vivosano.org/seis-formas-de-mantener-joven-tu-cerebro/




Autor
Autorización de Fundación Vivo Sano

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS