Salud Mental

 

 

HIPNOSIS MENTE Y CONCIENCIA 11

2019-02-01 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 32

ALGO MEJOR QUE LA HIPNOSIS

La vida en este mundo no es nada fácil. Hay conflictos a cada instante. Hay decepción, separación, enfermedad, soledad, ruina, pérdidas, etc. Lo que el ser atormentado necesita no es un trance hipnótico con perfil espiritista; esto agrava la situación, ya que no es algo científico sino una vulgar charlatanería. El verdadero psicoterapeuta profesional y responsable ante una intervención en crisis empleará métodos más efectivos y consistentes, uno de ellos es lo que se conoce como terapia de cognición.

 

TERAPIA DE COGNICIÓN

El componente esencial de la terapia cognitiva es: el diálogo, el contacto personal y la asistencia permanente entre el psicoterapista y el sujeto en crisis.

 

A través del diálogo profesional y el contacto personal el psicoterapeuta o psicólogo tratará de conectar al individuo con la realidad de su caso y su entorno.

 

El objetivo de esta terapia es ayudar al individuo atormentado y confuso a recuperar los valores perdidos. En este sentido la vida puede compararse a un rompecabezas totalmente armado, por alguna circunstancia inesperada cada pieza del rompecabezas se mueve y queda fuera de su lugar, perdiéndose la imagen ya armada. La labor del consejero, psicólogo, psiquiatra o clérigo es ayudar al afectado a poner cada pieza en su lugar.

 

Los componentes de una vida normal y equilibrada son entre otros: dominio propio, juicio, buen criterio, fuerza de voluntad, capacidad de adaptación a los cambios y conflictos, autoestima, fe, confianza y sobre todo una buena relación con otros. Estos valores hay que recuperarlos para rehacer la vida afectada por la adversidad.

 

JESÚS Y EL SUFRIMIENTO HUMANO

Hasta ahora, Jesús ha sido el más grande de todos los psicólogos que tratan con la conducta humana. Jesús reconstruyó la vida emocional y afectiva de todos los que le buscaron en su angustia y desesperación. ¿Qué les ofrecía y como los trataba Jesús?

 

Jesús, a cada persona le dedicaba todo el tiempo, toda la atención y toda la simpatía que necesitaban. Se dedicaba a ellos como si fueran las únicas personas en este mundo. Simpatizaba con ellos hasta lograr su compañía y aceptación, para Jesús, cada caso era diferente. A cada uno lo trataba en base a su necesidad.

 

Unos solo necesitaban el perdón de sus culpas, otras esperanzas, una nueva oportunidad, amistad, compresión, un diálogo sincero, instrucción, conocimiento de la verdad, fe, resignación. Solo Jesús conocía las necesidades humanas.

 

Nos da mucha esperanza saber que el Jesús de hace 2000 años es el mismo de hoy, el resucitó y quiere ayudar a cada alma angustiada. Lo único que tenemos que hacer es: Venir a Jesús y solicitar su ayuda.

 

RECURSOS CRISTIANOS

Cuando las cosas andan mal y los conflictos de la vida arrecian hasta el punto de llevarnos a la desesperación, es posible encontrar paz y gran tranquilidad con sólo recurrir a esos recursos espirituales efectivos que ofrece la fe cristiana. Algunos de esos recursos son:

 

– La oración

“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33: 3).

 

“¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados” (Santiago 5: 14-15).

 

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (Hebreos 4: 15-16).

 

Continuará…

Del folleto: "HIPNOSIS, MENTE Y CONCIENCIA", Autor  Pastor Efraín A. Sánchez




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS