Salud Mental

 

 

HIPNOSIS MENTE Y CONCIENCIA 9

2019-01-04 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 34

“Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones" (Hebreos 10: 16-17)

 

El objetivo ideal de Satanás y sus demonios es apoderarse de la mente para esclavizarlos y perpetuar su obra maléfica.

Cuando la mente de los seres humanos están poseídas por Satanás, él los llena de un odio infernal, los enfurece, destruye sus hogares y sus familias, los llena de envidias, inconformidad, crítica y aunque los poseídos no voten espuma por la boca y tengan diabólicas convulsiones, son personas angustiadas, desesperadas y arruinadas espiritualmente.

Cuando los seres humanos conscientemente le dan la espalda a los principios morales de los 10 Mandamientos de la Santa Ley de Dios, nadie puede predecir el espantoso desastre que vendrá en esas vidas.

Lo peor que puede hacer el ser humano es desligarse de Dios, y vivir solo para agradarse a sí mismo.

Cuando mentalmente se cruza la frontera de la cauterización de la mente, el Espíritu Santo que siempre nos ayuda a controlarnos, queda agraviado, ofendido y rechazado: de allí en adelante la vida entra en un estado de turbulencia que terminará en  una ruina total.

Las personas que pecan abiertamente, sin ningún control, finalmente terminan actuando sin conciencia, sin temor, sin remordimiento, sin ninguna consideración con nadie.

No significa que sean asesinos en serie, millones de personas hay en el mundo cuya apariencia es normal y hasta agradable, pero son personas sin escrúpulos, crueles y no les importa nada, ni a quien dañan para conseguir sus fines. Son personas con conciencia cauterizada y poseídas por fuerzas malignas muchos de ellos actúan fríamente y sin ninguna consideración o piedad.

¿Será posible que una conciencia rebelde, cauterizada y poseída pueda convertirse en una conciencia limpia y vivificada que agrade a Dios? ¿Puede un Judas Iscariote, Adolfo Hitler, Nerón o Calígula convertirse en un santo y piadoso hijo de Dios?  Por supuesto que sí, mil veces sí.

 

“Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, ¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?” (Hebreos 9: 13-14)

 

“Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. Acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura” (Hebreos 10: 16-17, 22).

 

La única manera de recuperar una conciencia limpia, tranquila, gozosa y al servicio de Dios, no es a través del hipnotismo o la regresión, mucho menos por la brujería, la santería o el espiritismo. El poder de la sangre redentora de Cristo es la única solución.

 

Continuará…

Del folleto: "HIPNOSIS, MENTE Y CONCIENCIA", Autor  Pastor Efraín A. Sánchez




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS