Matrimonios

 

 

EL MATRIMONIO 4 (Parte 2)

2021-11-24 Por: Dr. Efrain Duany Jr. 5

¿POR QUÉ EL PERDÓN ES REALMETE BUENO PARA TU MATRIMONIO?  Segunda parte - La investigación ha demostrado que el perdón tiene un impacto positivo en la salud física, relacional, mental y espiritual. Psicológicamente hablando, la mente que no perdonase ha definido como un conjunto complejo de sentimientos negativos hacia un injurioso. El estado de la falta de perdón es como estar atrapado en las emociones negativas y tener un estrés hiperactivo provocado por la obsesión mental. El perdón implica dos procesos emocionales importantes: resolver el dolor y la ira de la herida; y generar sentimientos positivos de compasión, amor, bondad y preocupación empática por la pareja que nos dañó. En realidad, he sido capaz de resolver heridas emocionales en mi matrimonio mediante la reducción o el dejar ir mis sentimientos negativos, y por el aumento de sentimientos positivos como lo es el perdón.

En mi relación matrimonial, he visto que el proceso del perdón toma varias etapas. Juntas, este modelo sugiere una serie de tareas que son inherentes al proceso de perdonar una mala conducta. Primero, el perdón comienza con la parte ofendida. Usaré mi ejemplo como la parte ofendida para que puedas entender mejor el proceso en nuestra relación. En segundo lugar, reconozco mis emociones mal adaptivas, como la ira, la vergüenza o el odio, etc. Las emociones mal adaptativas aparecen cuando me siento herido y ofendido. En otras palabras, nombro o le pongo una etiqueta a mis emociones, como he explicado en mis artículos anteriores. En tercer lugar, hablo con Zoraida sobre su comportamiento, y lo que realmente me molesta. En cuarto lugar, Zoraida dice las palabras mágicas: perdóname, te amo. En quinto lugar, después de esto, empiezo a experimentar un cambio positivo en mis emociones y procesos mentales. Sexto, decido tratar de reconciliar mi relación y fomentar el amor y la compasión con mi esposa. Este proceso parece fácil en el papel, pero no en la realidad. Sólo el Espíritu Santo puede ayudarnos a fomentar las emociones positivas que reflejan la mente de Cristo.

Te invito esta semana a perdonar a tu cónyuge de cualquier cosa que ha hecho mal. Tú podrías estar diciendo: “estoy cansado de perdonar a mi cónyuge por los mismos patrones de comportamiento”. Recuerda que, si no perdonas a tu cónyuge, Dios no te perdonará (Mateo 6: 12) "Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores".

La misma gracia que Dios te demuestra en tus acciones pecaminosas, es la gracia que necesita demostrar a tu cónyuge. Es prácticamente imposible sobrevivir en una relación matrimonial sin perdonarse mutuamente. Comienza hoy, y cambia tu vida. Que Dios te bendiga y recuerda, "Gran remedio es el corazón alegre, pero el ánimo decaído seca los huesos." (Proverbios 17: 22).




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS