Matrimonios

 

 

EL MATRIMONIO 4 (Parte 1)

2021-11-10 Por: Dr. Efrain Duany Jr. 39

¿POR QUÉ EL PERDÓN ES REALMETE BUENO PARA TU MATRIMONIO? Primera parte - Esta semana, estoy celebrando 23 años de estar casado con la chica más hermosa del mundo. Estoy pasando una semana de vacaciones en Smoky Mountain, TN, y mientras mi esposa y yo reflexionamos sobre nuestra relación en todos estos años de matrimonio, la realidad es que perdonarnos el uno al otro ha sido uno de los elementos que nos han mantenido unidos. Reconozco que no soy perfecto, y tampoco ella es perfecta. Pero me pregunto, ¿Cuál ha sido el secreto en nuestro éxito como esposo y esposa? El secreto ha sido nuestro nivel de perdón; compartiendo gracia mutuamente.

En mi último post, hablé de las heridas de apego en las relaciones matrimoniales. En estos 23 años de matrimonio, he experimentado heridas de apego con mi esposa. Sin embargo, la curación de estas lesiones de apego ha sido posible cuando se han logrado en el contexto del perdón. Permítanme reflexionar sobre por qué el perdón es realmente bueno para el matrimonio.

Perdonar significa disolver una deuda. En el Nuevo Testamento, el griego sustantivo aphesis denota un despido o una liberación. Es decir, cuando usted otorga el perdón, usted disuelve la deuda que se le debe, especialmente en tus pensamientos. Por la misma razón, cuando se le otorga el perdón, su deuda es disuelta. En otras palabras, cuando perdono a mi esposa, significa que yo absuelvo mi resentimiento hacia ella, absuelvo mi derecho a oír "lo siento", a perder mi derecho de estar amargado, y desquitármela con ella. Esto, debo confesarlo, no es una tarea muy fácil.

Jesús habló de los principios del perdón cuando dijo: "…Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian" (Lucas 6:27) De hecho, perdonar es rechazar la demanda de que alguien te debe algo, especialmente cuando las expectativas no se han cumplido. En Mateo 5: 39 está escrito: "…Si alguien te golpea en la mejilla derecha, vuélvele también la otra".

Por el contrario, durante todos estos 23 años de matrimonio, he aprendido que la mente que no perdona es juiciosa porque se centra en los errores pasados ??que el ofensor cometió (Lucas 6: 37)No juzguen, y no serán juzgados..." La mente que no perdona es despiadada porque mira hacia abajo sin misericordia sobre el ofensor (Santiago 2: 13) "Porque habrá juicio sin misericordia contra aquel que no hace misericordia…" Es resentida y vengativa porque trata de desquitársela incluso con el ofensor (Proverbios 10: 18) "El que aplaca el odio es de labios justos…" Está llena de difamación porque habla con otros acerca de las faltas del ofensor con la intención de lastimar (Proverbios 10: 18) "…Pero el que suscita la calumnia es necio". Está llena de blasfemia y amargura porque es verbalmente abusiva hacia el ofensor (Romanos 3: 14) "Su boca está llena de maldiciones y amargura". La mente que no perdona se queja (Filipenses 2: 14) "Haced todo sin murmuraciones y contiendas", y es impaciente (Proverbios 19: 11) "El buen juicio hace al hombre paciente", siendo fácilmente provocada. El resultado de este tipo de mentalidad es que la persona que no perdona se seca espiritualmente, tratando de sentirse conectada con Dios y la otra persona, pero carece del fruto del arrepentimiento que produce el espíritu de perdón.

Continuará…




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS