Matrimonios

 

 

UN MATRIMONIO FELIZ Y PARA SIEMPRE 3 (1a Parte)

2021-01-20 Por: Pr. Juan Estrada 28

EL ESPOSO ES LA CABEZA Y LA MUJER ES EL CORAZÓN

Según la Biblia, el esposo llega a ser la cabeza del hogar, tal como leemos en  Efesios 5: 23. Pero, ¿Hasta dónde tiene su potestad el hombre en su matrimonio? Muchos hombres creen que ser la cabeza, les da derecho a mandar y que se le sirva, algunos usan este versículo para sobreponer su hombría en la casa, y llegan a decir aquí mando yo. El machismo ha generado violencia de género, maltrato infantil, asesinato a mujeres indefensas, todo por llegarse a creer que son y serán la cabeza del matrimonio.

Ser la cabeza, es ser consciente de las necesidades. En el cuerpo humano la cabeza o cerebro es el que regula el sistema neurológico, es el que recibe los sentidos, como, por ejemplo, estar caliente, frio o húmedo; también tiene la función de enviar mensajes motores como, por ejemplo, camina, quita la mano, etc. En si la cabeza es la que protege el cuerpo ante las adversidades que se les presenta. Si en el cuerpo humano, la cabeza o cerebro se preocupa de proteger, entonces su misión no es mandar.

Pongamos el siguiente ejemplo, empecemos con una pregunta ¿Cuál es la función de la policía de tu ciudad? Casi en todas las comandancias de policías o los coches patrulla de muchos países traen un lema común, “proteger y servir.” La función o el trabajo de un policía es proteger a la población y ayudarle en lo que necesite una persona que pida su ayuda.

La cabeza protege y ayuda al resto del cuerpo, el marido debe ser un protector, pues es parte de sí mismo (Génesis 2: 23), un proveedor para los suyos y los de su casa (1ª Timoteo 5: 8) y un sacerdote para dirigir la espiritualidad de cada miembro del hogar (1ª Pedro 2: 9).

Entonces podemos decir que el hombre es realmente cabeza si cumple con su función de proteger, proveer y dirigir. Cuando un hombre se preocupa por su esposa, sus hijos e hijas, supliendo sus necesidades, tanto físicas, emocionales, espirituales y sociales está realmente haciendo el trabajo de la cabeza. La recomendación de las Escrituras es que todo hombre casado debe amar a su esposa sobre todas las cosas, de la misma forma como Cristo ama a su iglesia, y que fue tanto el amor, que dio su vida por ella, al fin de rescatarla (Efesios 5: 25). Cristo es un ejemplo de amor, si el amor perdura en el matrimonio y todo lo que se haga es hecho con decencia, respetando el valor y la posición de tu esposa, entonces estas siendo la cabeza de tu hogar.

Continuará “Un matrimonio Feliz y para siempre 2da. parte del capítulo 3” …




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS