Matrimonios

 

 

PREPARACIÓN PARA UN MATRIMONIO FELIZ 5

2020-12-09 Por: Autorización de Jóvenes Cristianos.com 28

Preparación para el matrimonio 

1. Comprender la verdadera naturaleza del amor

El amor es un principio, no un sentimiento que fluctúa. El amor involucra sentimientos, pero no es sólo un sentimiento. De hecho, puede haber sentimientos agradables resultantes de la cercanía física o del intercambio de caricias con una persona del otro sexo sin que haya verdadero amor. El amor verdadero en el noviazgo y en el matrimonio es una combinación de lealtad, intimidad, sentimientos de atracción física, romance, compañerismo y compromiso. En 1a. de Corintios 13, el apóstol Pablo presenta un cuadro del amor verdadero. 

2. Aceptar la perpetuidad y santidad del pacto matrimonial

Cuando existe el compromiso de permanecer juntos "hasta que la muerte nos separe", "en las buenas y en las malas", y "venga lo que venga", será más fácil encontrar soluciones cuando surjan problemas. Estar dispuestos a aceptar lo que no podemos cambiar en la otra persona de la pareja y hacer lo mejor para mantener la relación en buen funcionamiento y crecimiento requiere hacer un serio compromiso de amor en el contexto del pacto matrimonial. 

3. Aprender el arte de la comunicación

Los matrimonios felices saben cómo comunicarse con efectividad. Utilizan la comunicación para lograr entendimiento mutuo, una solución eficaz de los problemas, una resolución creativa de los conflictos e intimidad satisfactoria. Pueden hablar de cualquier tema sin sentirse amenazados. Tienen la capacidad de escuchar atentamente los mensajes verbales y los no verbales. Buscan momentos apropiados para la comunicación. 

Pueden ser honestos sin ser crueles o sarcásticos. Respetan los sentimientos del otro y se comunican de manera positiva. Pueden estar de acuerdo en estar en desacuerdo sin provocar discordia. 

4. Aceptar las diferencias individuales

Es vital entender y aceptar a nuestra pareja como a un individuo único con rasgos positivos y negativos es vital para edificar no sólo un matrimonio saludable sino un adecuado sentido de respeto personal. El respeto personal y el respeto hacia otros crece a medida que llegamos a entender nuestro valor infinito como hijos e hijas de Dios, creados a la imagen de Dios, redimidos a un precio infinito y llamados a servir. 

Quienes entienden esto están mejor preparados para relacionarse con sus cónyuges con respeto, consideración, estímulo y afecto, y están bien equipados para resolver problemas y solucionar conflictos. 

5. Actuar según el modelo cristiano de liderazgo

El matrimonio necesita límites claros, estructura y delimitación de papeles y autoridad. De lo contrario, la lucha por el poder puede empañar la relación. Cristo presenta un modelo de liderazgo servidor que puede ayudar a las parejas a evitar muchos conflictos amargos. La Biblia asigna al esposo el papel de ser cabeza de la familia y a la esposa el de ser ayuda idónea y fuente de ternura, que usualmente involucra la maternidad. 

El elemento esencial no es tanto quién debe hacer qué, sino quién puede hacerlo mejor a causa de sus dones y talentos. Las parejas cristianas deben poder discutir con libertad sus expectativas y preferencias a fin de poder arribar a una distribución satisfactoria de responsabilidades. 

Continuará… 

Autores: Emilio y Ada García-Marenko 

www.jovenes-cristianos.com/area-cientifica/psicologia-relaciones/preparacion-para-un-matrimonio-feliz.html




Autor
Autorización de Jóvenes Cristianos.com

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS