Matrimonios

 

 

SIN PALABRAS 2/3

2020-08-12 Por: Pr. Juan Estrada 42

La forma de comunicarnos ahora, es completamente diferente a la de nuestros padres y abuelos. La tecnología ha suplantado el tiempo que se dedicaba a este sano hábito. Cada día se ven parejas que pierden la comunicación no por problemas en las relaciones, sino por el uso de la tecnología. Entre ellos se encuentra el uso del teléfono móvil, hay personas que se pasan el día completo con el, su uso no es por cuestión laboral, sino por estar jugando juegos que requieren su atención 24 horas al día, los famosos juegos de estrategia o de conquista hacen que las personas se desconecten del mundo real. Esta situación crea tensión en la pareja al sentirse desplazados.

En lo personal, conozco parejas, que el hombre sólo habla con su mujer para cosas básicas e importantes, no puede interrumpirla en cualquier momento o por situaciones no indispensables porque ella se enfada por distraerla del juego, han tenido problemas y discusiones por este tema. También conozco situaciones distintas, donde el hombre sólo vive para jugar videojuegos y ocurre la misma situación, no lo deben molestar durante sus partidas, las cuales son una tras otras.

El tiempo que se dedica a esto ha convertido a las personas en ermitaños, no porque vivan solos o alejados de la sociedad, sino que este hábito le aleja de la vida real y de su pareja. No podemos justificar estas acciones, pero si a ti o a tu pareja le gusta pasar tiempo con la consola o el teléfono celular, el consejo del sabio es: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora […] Lo que ahora existe, ya existía; y lo que ha de existir, existe ya. Dios hace que la historia se repita” (Eclesiastés 3: 1 RVR60 y Eclesiastés 3: 15 NVI). En otras palabras, se debe aprender a ser buenos administradores del tiempo.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS