Matrimonios

 

 

AÚN SE ESTÁ A TIEMPO

2020-01-15 Por: Pr. Juan Estrada 11

La paciencia y ternura que su Espíritu puede impartir endulzará la suerte más amarga. El corazón en el cual mora Cristo estará tan henchido, tan satisfecho de su amor que no se consumirá con el deseo de atraer simpatía y atención a sí mismo. Si el alma se entrega a Dios, la sabiduría de Él puede llevar a cabo lo que la capacidad humana no logra hacer.  Por la revelación de su gracia, los corazones que eran antes indiferentes o se habían enemistado pueden unirse con vínculos más fuertes y más duraderos que los de la tierra, los lazos de oro de un amor que resistirá cualquier prueba. EGW. DMJ:56-58.

Dios es capaz de restaurar a cualquier persona, y si esta decide entregarse por completo, sin dejar que nada le afecte a su relación con el Señor, este tendrá frutos jamás visto en la vida de una persona. Pues su vida no solo genera cambios en lo personal, sino que también afecta a todo lo que le rodea, como a sus hijos, pareja, hermanos y padres.

Cuando un hombre o mujer decide entregar su corazón a Dios, Dios empieza a trasformar su vida personal y su matrimonio, este empieza a ver la luz en el camino y surgen cambios importantes gracias al Espíritu que transforma los corazones. Por más roto que este un matrimonio, si aún queda una pizca del amor que los unió, Dios puede hacer germinar nuevamente la semilla y hacerla crecer de una manera impresionante.

Todo se puede lograr si al menos el interés de querer empezar de nuevo, primero hay que buscar a Dios, cuéntenle sus problemas, dejen a sus pies todas sus necesidades y esperen confiadamente y Él hará por ustedes lo que nunca imaginaron. Pues aquellos corazones indiferentes y enemistados se convertirán y crearán vínculos fuertes que durarán por la eternidad.

Si en tu matrimonio hay problemas, sin importar su tamaño, tráelos al Señor, y confía y espera plenamente en Él, y Él te dará la solución más correcta precisa que necesita tu matrimonio.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS