Matrimonios

 

 

PARA MATRIMONIOS 11

2019-06-19 Por: Pr. Juan Estrada 25

Uno de los grandes males que destroza al matrimonio es la infidelidad. La tecnología nos ha facilitado la vida en muchos aspectos, pero también ha facilitado las opciones para la infidelidad, las redes sociales están llenas de personas que buscan destruir a muchas parejas.

Pero a pesar de todo esto siempre hay algo bueno, aprendamos a hacer un filtro de todo aquello que nos acecha y nos tienta hacia lo malo. Debemos aprender cada uno a ser fieles no sólo en lo físico, sino también en las emociones y acciones que realicemos. Cuidado con las búsquedas, con los perfiles o los amigos o amigas del sexo opuestos que hacen insinuaciones, es mejor poner un alto, antes de caer en la tentación.

Por difícil que parezca si en nuestra mente y en nuestro corazón está presente a quien amamos, será más fácil vencer la tentación. Recuerda que, pecar no sólo es cometer la acción, también es pensar o planificar sin llevarlo a la práctica. Jesús lo dejó claro cuando dijo: “Cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón” (Mateo 5: 28), esto no sólo afecta al hombre sino también a la mujer. Pero si has cometido un pecado con tu pensamiento, acércate al Señor. “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1: 9). Tus votos son importantes, por lo tanto, se fiel hasta la muerte.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS