Matrimonios

 

 

LAS LEYES DEL MATRIMONIO 9 (Parte 2)

2018-08-22 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 18

LEY DE LA MAYORDOMIA

“Porque ¿Quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar”. (Lucas 14: 28-30)

 

 7 NO PERMITAN QUE LA AVARICIA Y LA CODICIA ENTREN A SU HOGAR.

 

“Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy”. (Deuteronomio 8: 11)

 

8 ESTEMOS AGRADECIDOS A DIOS CON LO MUCHOS O CON LO POCO QUE TENEMOS.

 

“Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; no me des pobreza ni riquezas; mantenme del pan necesario; no sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que, siendo pobre, hurte, y blasfeme el nombre de mi Dios” (Proverbios 30: 8-9)

 

9 MANTENGA SU HOGAR LIBRE DE DEUDAS.

 

“Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que, impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra. No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley” (Romanos 13: 7-8).

 

10 DE ALGUNA MANERA HAY QUE AHORRAR. LA PEREZA Y LA NEGLIGENCIA ARRUINA EL HOGAR.

 

“Ve a la hormiga, oh perezoso, mira a sus caminos, y se sabio; la cual, no teniendo capitán, ni gobernador, ni señor, prepara en el verano su comida. Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento. Perezoso. ¿Hasta cuando has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo; así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre armado” (Proverbios 6: 6-11)

 

11 NO ARRIEZGUE LA ECONOMIA DE SU HOGAR SIRVIENDO COMO FIADOR DE ALGUIEN.

 

“No seas de aquellos que se comprometen, ni de los que salen por fiadores de deudas. Si no tuvieres para pagar ¿Por qué han de quitar tu cama de debajo de ti?” (Proverbios 22: 26-27).

 

12 DEBEMOS SER FIELES A DIOS EN LA DEVOLUCION DEL DIEZMO Y LAS OFRENDAS.

 

Devolver los diezmos y las ofrendas al Señor no es una opción sino un deber. Dios ha sido muy específico en cuanto a lo que se espera del ser humano como mayordomo en este mundo. Cuando hay muchas deudas, hay que cerrar los ojos y sacar inmediatamente lo que es de Dios. Dios se ha comprometido en solucionar nuestros conflictos financieros. Solo espera que nosotros seamos fieles.

 

“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los Ejercito” (Malaquías 3: 10-11).

 

13 MANTENGA SUS FINANZAS CLARAS Y AL DIA COMO SI HOY FUERA EL ULTIMO DIA DE SU VIDA.

 

“y diré a mi alma: alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios te dijo: necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Aso es el que hace para si tesoros, y no es rico par con Dios” (Lucas 12: 19-21).

 

14 ALGUN DIA DIOS NOS PEDIRA CUENTA DE NUESTRA MAYORDOMIA

 

 Léase la magistral parábola de los talentos en Mateo 25: 14-30.

 

Definitivamente el manejo de las finanzas del hogar es algo muy delicado. Un mal manejo de la economía de matrimonial se puede convertir en un problema moral tan serio que generalmente termina en separación. Es muy importante conversar y unificar criterios con mutuo acuerdo. Con claridad, con sinceridad y sin ninguna mala intención oculta. En la actualidad los desacuerdos e inconformidades financieras del matrimonio están considerados como una de las primeras causas de divorcio.

Continuará…

Del folleto “Las Leyes del Matrimonio” escrito por Pr Efraín y Mireya Sánchez 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS